El Obispado de Lérida se retira de su reivindicación de los Bienes del Aragón Oriental

El Obispado de Lérida ha decidido apartarse del proceso judicial civil y eclesiástico de las 112 piezas eclesiásticas en litigio entre este prelado y el de Barbastro-Monzón (Huesca). No obstante, señala que queda "acreditado" que los Bienes han estado en Lérida más de cien años sin que nadie los reclame.

Zaragoza.- El Obispado de Lérida ha decidido retirarse del proceso judicial civil en el que estaba inmerso para reivindicar la identidad catalana de las 112 piezas de arte sacro pertenecientes a las parroquias del Aragón Oriental.

El prelado leridano ha anunciado esta decisión en un comunicado, tras la reunión entre los prelados de la Diócesis de Barbastro-Monzón y Lérida, Alfonso Milián y Joan Piris, con el nuncio del Vaticano en España, Renzo Fratini, para llegar a un pacto eclesiástico sobre estas obras.

Concretamente, el Obispado ilerdense señala que se aparta desde este momento procesal del procedimiento renunciando expresamente a su derecho -que no obligación- de constituirse parte apelada, y ello, en plena congruencia con la posición mantenida y hecha pública en todo momento y que obedece a la decisión expresa del señor obispo de Lérida.

En el escrito se señala que el obispo ilerdense, Joan Piris, ha solicitado a la Generalitat catalana y concretamente al conseller de Cultura y Medios de Comunicación, Joan Manuel Tresserras, que se “devuelva a sus legítimos propietarios, si lo reclaman; es decir, a la Diócesis de Barbastro”.

La decisión de dejar de luchar por esta propiedad es para el Obispado “acorde” con lo que ha mantenido “siempre”, y “especialmente” a lo largo de este proceso civil y que nunca se cambió: “Nuestra voluntad de acatar y obedecer la resolución última eclesiástica, dictada por el Supremo Tribunal de la Signatura Apostólica ratificando la primitiva resolución de la Congregación de los Obispos que reconoce la propiedad de las piezas a la diócesis aragonesa”.

Asimismo, reconoce el acuerdo entre el anterior obispo de Lérida, Javier Salinas, con Milián en junio de 2008 y por el que Lérida debía las obras en 30 días, un pacto que no se cumplió.

El Obispado de Lérida también recuerda que ya dijo en septiembre que asumía y acataba la sentencia del Juzgado número 4 de Lérida que desestimaba la demanda civil de la Asociación de Amigos del Museo de Lérida contra ambos Obispados para determinar la propiedad del arte sacro.

No obstante, asevera que queda “acreditado” que los Bienes han estado en Lérida más de cien años sin que nadie los reclamara y que el obispo Messeguer gratificó por ellas.