Un monolito en el cementerio de Tierga recuerda a siete vecinos de Borja fallecidos durante el franquismo

El cementerio de Tierga acoge desde este sábado el monolito en recuerdo de siete vecinos de Borja fallecidos durante el franquismo. La investigación que la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón comenzó hace cuatro años a petición de sus familias ha resuelto que fueron enterrados en una fosa de este campo santo.

Zaragoza.- El cementerio de Tierga recordará con el monolito que se ha inaugurado este sábado los nombres de los siete vecinos de la localidad zaragozana de Borja, tres de la misma familia, que fueron asesinados durante el franquismo. La hija de uno de ellos, Mercedes Sánchez, ha sido la encargada de retirar la tela que cubría la escultura.

Al acto han acudido medio centenar de personas, en su mayor parte, los familiares que hace cinco años informaron a la Asociación por la Recuperación de la Memoria Histórica de Aragón de que miembros de su familia fueron asesinados y enterrados en una fosa del campo santo de Tierga.

A partir de ese momento, la asociación comenzó los trámites de la investigación “por su cuenta”, como reconoce su presidente, Enrique Gómez: “En concreto, esta labor la hemos financiado con los fondos de la asociación, no ha sido subvencionada por presidencia. Y lo hemos conseguido gracias al trabajo voluntario de los profesionales que exige para estos casos el protocolo de la Comunidad Autónoma”.

De este modo, un arqueólogo, un antropólogo y un conservador comenzaron a levantar un año después en este cementerio varias catas “muy extensas”, tal y como ha detallado Enrique Gómez.

Finalmente no se han encontrado los cuerpos, y una de las explicacions que han dado los responsables de esta investigación es que podrían estar debajo de los nichos: “Esto era una práctica muy habitual que se hacía en los años 60 para cubrir los crímenes de los años 30 y 40. No obstante, aunque no hayamos podido recuperar los cuerpos, sí podemos dignificarlos a través del monolito que se ha inaugurado hoy”, ha señalado el presidente de la asociación aragonesa.

Enrique Gómez ha recordado que una de las últimas actividades que se organizaron desde el programa Amarga Memoria de la DGA era la dignificación de las fosas más importantes en cuanto al número de personas que cada una de ellas albergaba: “Las asociaciones nos reunimos con el antiguo director general de Patrimonio y quedó todo en el aire. Una de las fosas previstas era la de Tierga, pero el Gobierno entrante se ha cargado el programa. Esto es un tema de derechos humanos porque son crímenes contra la humanidad, aquí no puede entrar la tijera de ninguna de las maneras”, ha insistido Enrique Gómez.