Moda vintage, prendas únicas y sostenibilidad al peso en Vinokilo, el famoso mercadillo de Europa

El mercadillo de ropa de segunda mano estará disponible en nuestra ciudad hasta las 21.00 horas.
Camisas coloridas, pantalones tejanos, vestidos de fiesta, ropa deportiva, zapatos y complementos .
photo_camera Camisas coloridas, pantalones tejanos, vestidos de fiesta, ropa deportiva, zapatos y complementos .

Cientos de personas con enormes bolsas de tela llenas hasta los topes de ropa, caminando entre un laberinto de prendas de segunda mano. Es la imagen que deja Vinokilo, uno de los eventos de moda más populares de Europa que ha traído a Zaragoza su versión reducida, TinyKilo.

Después de dos años, Vinokilo ha aterrizado de nuevo en nuestra ciudad tras pasar por algunas de las ciudades europeas como Ámsterdam o Maastricht. El edificio Aura ha sido el encargado de acoger esta cita con la ropa vintage, disponible durante todo el fin de semana. Se trata del peculiar evento que vende la ropa por kilos. El kilo está alrededor de los 30 euros, pero “a finales de la tarde bajará hasta los 20”, explica el encargado de TinyKilo, Alex.

PARA TODOS LOS GUSTOS

Durante el primer día de apertura, ya han pasado alrededor de 1.000 personas por TinyKilo, donde se puede encontrar una gran variedad de prendas: camisas coloridas, pantalones tejanos, vestidos de fiesta, ropa deportiva, zapatos y complementos como bolsos, sombreros, cinturones o bufandas. Los estilos son muy diferentes entre sí, van desde ropa más arreglada y de una calidad superior, pasando por prendas de décadas pasadas, hasta estampados arriesgados.

7
Los jóvenes esperan encontrar piezas de ropa únicas.

Aunque hay personas de todas las edades, la gran mayoría son jóvenes como Patricia, de 18 años, que busca prendas “únicas que no se ven en tiendas convencionales”. En esta ocasión, se ha llevado una sudadera y un jersey por 20 euros: “Las sudaderas de Nike actuales no me gustan, por eso en mercadillos como este busco las vintage porque son más de mi estilo”. En cambio, Marta espera encontrar ropa de los 2000 porque “está muy de moda”.

Evitar el consumismo y darle una nueva vida a la ropa son algunos de los motivos que hacer triunfar a mercadillos como el de Vinokilo. Es el caso de Irene, que se va a llevar un bolso, pero va vestida entera con prendas de este tipo porque le gusta darle “una segunda oportunidad a la ropa” y así no cae en el “consumismo”. Esta es la misma razón por la que Laia se ha recorrido el mercadillo en varios países como Alemania y Holanda, puesto que es una manera de aportar su “granito de arena” para no “contaminar tanto”.

2
Gran variedad de marcas como Tommy Hilfiger, Levis, Hugo Boss, Champion, Converse, Vans o Nike.

Entre las prendas colgadas de los burros se encuentran varias marcas famosas como polos de Tommy Hilfiger o vaqueros de Levis, que en tiendas habituales pueden rondar los 60 euros, pero en el mercadillo se venden por menos de quince euros según el peso. Hugo Boss, Champion, Converse, Vans o Nike son otras de las conocidas marcas presenten en la sala. “Aquí las marcas están más baratas y suelen ser piezas únicas porque están descatalogadas”, afirma Javier, quien está buscando una chaqueta de cuero de “buena calidad”.

Muchos de los presentes son compradores habituales en tiendas de segunda mano de la ciudad, sin embargo consideran que la llegada de Vinokilo supone “una gran oportunidad” porque hay “más variedad”. Algunos han acudido al mercadillo a “curiosear” como Rubén, quien al final ha terminado comprándose un par de pantalones de traje. No han tenido la misma suerte Begoña y Eva porque opinan “que se trata de un estilo más juvenil”.

Hasta tres toneladas de ropa ha traído el mercadillo a nuestra ciudad, que van reponiendo a medida que se van acabando las existencias. Ya se han vendido alrededor de 1.000 kilos, por lo que desde el evento animan a no esperar hasta el último momento. El horario de este domingo es de 13.00 a 21.00 horas, para acceder es necesario reservar la entrada en su web escogiendo la franja horaria a la que se desea acudir.

Más en SOCIEDAD