Más de 4.300 personas acudieron por primera vez a Cáritas de Zaragoza en 2023

En total pasaron por Cáritas 9.118 personas y más de la mitad fueron mujeres
A lo largo del pasado año, 9.118 personas fueron acogidas y acompañadas en los 86 puntos de acogida parroquiales de Cáritas y 4 proyectos especializados
photo_camera A lo largo del pasado año, 9.118 personas fueron acogidas y acompañadas en los 86 puntos de acogida parroquiales de Cáritas y 4 proyectos especializados

“En el día a día nos encontramos un gran porcentaje de personas en situaciones vulnerables, personas que pasan miedo, que no saben que va a ser de su futuro y que tienen necesidades básicas”, ha manifestado el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, Carlos Gómez, quien ha presentado la tradicional memoria de Cáritas Diocesana de Zaragoza sobre el años 2023. En total fueron 4.305 las personas que acudieron por primera vez en 2023 a los distintos puntos de acogida de Cáritas Diocesanas de Zaragoza, un dato que preocupa especialmente a la entidad.

A lo largo del pasado año, 9.118 personas fueron acogidas y acompañadas en los 86 puntos de acogida parroquiales de Cáritas y 4 proyectos especializados. Aumentaron un 1,8% el número de personas atendidas en 2023 con respecto al año anterior.

EL PERFIL MAYORITARIO SON MUJERES CON HIJOS

“Si pusiéramos rostro a la pobreza, seguiría siendo rostro de mujer”, indica, de manera contundente, la secretaria general de Cáritas Diocesana de Zaragoza, África Navarro. Como cada año, el perfil mayoritario de las personas que acuden a Cáritas siguen siendo mujeres, que suponen un 56% frente a un 43,8% hombres. La secretaria general ha concretado que el perfil son “mujeres con hijos a su cargo, que trabaja en economía sumergida, con contratos precarios o sin contratos, que probablemente esté en situación administrativa irregular y que su hogar es una vivienda insegura o es una infravivienda”.

Asimismo, el 66,6% de las personas atendidas en Cáritas de Zaragoza eran nacidas en un país extranjero, según procedencia, el 19% vino de Colombia, un 7,8% de Venezuela, un 7,1% de Nicaragua, un 5,5% de Marruecos, 4% de Perú y el resto procedían de otros países. En 2023, el 50,5% de las personas atendidas extranjeras estaban en situación irregular en el momento de ser atendidas, frente al 45,8% de 2022.

En este sentido, el director de Cáritas Diocesana de Zaragoza, pide cambios en las políticas migratorias, puesto que ser convierten en “realidades injustas para personas que se encuentran en nuestra sociedad, que tiene una posibilidad de trabajo y que la legislación se lo impide”. Añade que estas personas no eligen migrar con libertad, sino que huyen de sus países por "guerras, violencia, hambruna o sequía".

En el caso de las familias que acompañó Cáritas en 2023, los hogares que tenían menores, representaron un 37,5% del total de hogares atendidos. Una tendencia que, según los representantes, va en aumento cada año. Además, otros datos que destacan son que al menos 7 de cada 10 hogares atendidos estaban de alquiler o realquiler. Y el porcentaje de hogares en realquiler alcanzó en 2023 al de hogares alquilados llegando al 35,3% de los hogares, frente al 30,2% de 2022. Normalmente, siendo habitaciones que comparten toda la familia.

AYUDAS A LA VIVIENDA Y ALIMENTACIÓN

Durante todo el año pasado, Cáritas dio 10.230 ayudas económicas por valor de 1.625.756,49 euros. La mayor parte de esas ayudas se dieron para apoyar necesidades de las personas relacionadas con la vivienda y suministros (alquiler, realquiler, equipamiento, luz, gas) suponiendo el 49,4% (803.674,60 euros) del total.

"La vivienda es un muro infranqueable para las personas en riesgo de exclusión, incluso las que trabajan, pues el 70% del salario se destina a vivienda. Por ello, insistimos en políticas de vivienda para las personas más vulnerable", apunta Navarro.

La siguiente partida más grande de ayudas fue para apoyar a las personas en otros gastos básicos como alimentación, ropa o enseres, que representaron un 43,3% del total (704.184,23 euros). El resto de partidas son más minoritarias respecto al total, por ejemplo, más de 47.000 euros se entregaron para apoyar temas de salud y más de 26.000 euros fueron destinados para temas de educación, sobre todo, de menores de las familias.

REINSERCIÓN LABORAL

A través de programas de inserción laboral, rurales y urbanos, Cáritas se encarga de ayudar a buscar empleo a las personas que acuden a sus centros. En 2023, la Fundación por la Inclusión Social de CDZ acompañó a 1.056 personas en la búsqueda de empleo y 140 consiguieron empleo. La empresa de inserción AtodoTrapo S.L. contrató a 26 personas, mediante empleos de inserción y recogieron 1.466 toneladas de ropa.