Más de 27.000 personas se beneficiarán de la planta de Radiología rehabilitada del Centro de Especialidades de San José

Unas 27.500 personas podrán beneficiarse desde este lunes de la planta rehabilitada de Radiología del Centro de Especialidades Médicas de San José. Y es que, gracias a la adquisición de un mamógrafo de última generación y de tres ecógrafos, entre otros aparatos, los vecinos de la zona ya no tendrán que ir al Miguel Servet a hacerse estas pruebas.

Zaragoza.- El Centro de Especialidaes Médicas de San José en Zaragoza cuenta desde hoy con una renovada planta de Radiología. Después de una inversión de 330.000 euros, 180.000 para nuevos aparatos y 150.000 para reformas integrales internas del edificio, el centro ha podido estrenar este lunes un mamógrafo digital de última generación, un ecógrafo -llegarán otros dos en enero-, un telemando para pruebas de digestivo y urología, y dos aparatos de radiología convencional. 

Ha sido el consejero de Sanidad, Sebastián Celaya, el encargado de inaugurar esta renovada zona y de dar la bienvenida a los vecinos, "que ven cumplida con esta reforma una vieja reivindicación". Hace tres años que los aparatos con los que entonces contaba este centro fueron trasladados al Hospital Miguel Servet, y los vecinos comenzaron una larga protesta que finaliza hoy con el estreno de estos instrumentos. 

Así, unas 4.500 mujeres ya no tendrán que ir al Servet para hacerse una mamografía, como tampoco otras 8.000 para una ecografía, y otros 15.000 pacientes para hacerse pruebas de radiología convencional. Un total de 27.500 personas que hacen que la filosofía de potenciación de los centros de atención primaria impulsada por Celaya de un paso más. "Esta reforma es buena en dos líneas: la primera en hacer que los servicios estén más próximos a los ciudadanos y la segunda, y que es una consecuencia de la primera, conseguir descongestionar el gran hospital, al que no hay que acudir a no ser que sea para hacerse pruebas concretas o por casos de urgencias", ha señalado el consejero. 

Mamógrafo de última generación 

El jefe de Radiología del Miguel Servet, Luis Ros, ha enseñado los nuevos aparatos y ha destacado sus ventajas respecto a los anteriores. Sobre el mamógrafo, Ros ha señalado que es un modelo de última generación digital que, en contraposición con los analógicos tradicionales, "permite ver lesiones de menor tamaño que antes podían pasar desapercibidas, e implica una menor dosis de radiación". 

Además, el aparato tiene la posibilidad de modificar el brillo, el contraste y las características de la imagen para poder observarla mejor, "lo que hace que no sean necesarias tantas repeticiones como ocurría antes", ha explicado el doctor, que asegura "es todo un avance". 

Sobre los nuevos ecógrafos, para Ros suponen también "una mejora cualitativa", ya que están dotados de cinco sondas que permiten realizar exploraciones diferentes, desde la abdominal, hasta la endocavitarias o de alta frecuencia, así como examinar tejidos más superficiales como la tiroides.

Más en SOCIEDAD