Más de 1.300 familiares de dependientes son ayudados con el programa CuidArte

CuidArte es un programa que ayuda a los cuidadores no profesionales de dependientes a mejorar su calidad de vida emocional. Hasta ahora unas 1.340 personas se han beneficiado de él. Ahora cuidarte además cuenta con otro programa CuidaRelax con el que se pretende que estas personas puedan también contar con momentos de ocio.

Zaragoza.- Hasta ahora unas 1.340 personas se han beneficiado de los consejos y formación que ofrecen las trabajadoras sociales a las personas que están cuidando a familiares dependientes con CuidArte. Para ello se establecen grupos de trabajo, unos dirigidos a mayores y otros a padres con hijos que requieren una atención especial. En ellos, se comparten inquietudes y se ayuda a canalizar las emociones.

“Nos centramos en las necesidades que tiene este colectivo y trabajamos todo lo que tiene que ver con sus emociones y sus sentimientos. Es un programa socio-terapéutico con el mejoran tanto su calidad de vida como la aceptación de la dependencia del familiar”, ha detallado una de las coordinadoras del programa Beatriz Campos.

En lo que va de año CuidArte ha formado 25 grupos en los que participan 250 familiares de personas con algún tipo de dependencia. El perfil de las personas que solicitan este tipo de ayuda es bastante homogéneo. Tal y como apunta Campos, "se trata de mujeres de entre 67 y 53 años que llevan entre 8 y 19 años cuidando a algún ser querido".

Sin embargo, CuidArte continúa creciendo, ya está presente en 26 de las 33 comarcas aragonesas y persigue estar en el 100% de ellas en los siguientes años. “Para que cualquier aragonés independientemente de su lugar de residencia pueda acceder a este tipo de ayuda”, ha indicado otra de las coordinadoras del programa Ana Sánchez, quien ha añadido que otro de los retos es “mantener motivado a los profesionales, ya que si ellos están bien eso se transmite a los cuidadores”.

CuidaRelax

Al cuidado del alma, se suma ahora el cuidado de ocio con CuidaRelax, una iniciativa que la Unión de Pensionista Democráticos, ya puso en 2010 en Valencia y que este año extiende a Aragón, Castilla la Mancha, La Rioja y Murcia. Con ella se prevé que unas 700 personas disfruten de un fin de semana en un balneario donde se desarrollarán cursos formativos y se aprovechará el tiempo libre para descargar todas las tensiones que se sufren con el cuidado de familiares dependientes.

Además, el programa incluye la estancia para dos personas, ya sea el cónyuge –normalmente el marido- o un familiar directo implicado en las tareas cotidianas del cuidado. Y para facilitar la asistencia se pone a disposición del que lo necesite la posibilidad de contar con una cama en una residencia o con asistencia en el hogar durante la estancia en el balneario.

El Instituto Aragonés de la Servicios Sociales (IASS) se encarga de coordinar el proyecto. “Se gestiona a través de las trabajadoras sociales de las comarcas que son las que tienen los datos de los cuidadores no profesionales –a raíz del programa CuidArte-“, ha comentado su el director gerente del IASS, Francisco Peña. “Van a tener prioridad los cuidadores de personas con mayor grado de dependencia y que llevan más años al servicio de sus familiares, ya que éstas son las personas que han sufrido más desgaste”, ha destacado Peña.

En total, en Aragón se llevarán a cabo ocho encuentros de este tipo en el balneario de Alhama de Aragón en los que se piensa participarán unos 200 cuidadores. Asimismo, este programa está íntegramente financiado con la desgravación del IRPF.