La madrileña calle Preciados contará esta Navidad con iluminación aragonesa

“Campanadas” son las luces de Navidad del arquitecto aragonés Sergio Sebastián para la madrileña calle Preciados. Se trata de un conjunto de luces que conmemoran el 150 aniversario del reloj de la Puerta del Sol parpadeando al son de las horas. El estudio también ilumina la emblemática Calle de Fuencarral y la Plaza de Chueca.

Zaragoza.- El arquitecto Sergio Sebastián ha diseñado este año por encargo del Ayuntamiento de Madrid una nueva propuesta de luces de Navidad para la calle Preciados. El arquitecto participó este viernes en el tradicional encendido madrileño en un acto presidido por la alcaldesa de Madrid, Manuela Carmena, junto a otros diseñadores y arquitectos de prestigio. 

"Campanadas" es una propuesta "vibrante" con luces que parpadean al son de las horas del mítico reloj de la Puerta del Sol que este año cumple 150 años. Así, con cada cambio de hora toda la instalación recogerá su eco, amplificándolo en forma de latidos de luz que se sincronizarán con las campanadas a lo largo de toda la calle Preciados, desde Callao hasta Sol, han explicado desde el estudio de arquitectura Sergio Sebastián Franco. 

Como es habitual en los diseños de este arquitecto, "hay un marcado interés por redefinir el espacio urbano y convertirlo en acontecimiento social", han apuntado desde el estudio. En esta ocasión ha conformado un pasaje envolvente confrontando más de 40 arcos de luz de diferentes alturas -entre uno y veinte metros- conformando distintas perspectivas urbanas.

Además el proyecto, gracias a un "ingenioso" sistema de perfilería en T, modifica el color de las luces, así como la experiencia del visitante, según el sentido en el que se camine por la calle Preciados, han informado. La estructura de aluminio amplifica visualmente el efecto de luz del cordón de leds, evita la contaminación lumínica superior y produce un notable ahorro energético, han sentenciado.

Fuencarral y plaza de Chueca

Además sus anteriores diseños "Guirnaldas" y "Serpentinas" lucirán en la plaza de Chueca y en la calle Fuencarral, respectivamente. 

Se trata de propuestas que establecen una conexión directa con el ciudadano, que ofrecen una nueva visión de la ciudad absolutamente positiva, cargada de emotividad, y que se manifiesta a través de la luz y el color. De esta manera, toda la ciudad se convierte en un gran escenario para disfrutar, en un acontecimiento, la singularidad de algo que no sucede todos los días", ha señalado Sergio Sebastián. 

"Guirnaldas" recoge el pulso de la céntrica plaza madrileña de manera que, cuando la plaza bulla, las lámparas vibrarán con intensidad y color, relajándose con el ritmo de los momentos más pausados. 

El objetivo de este diseño, que asemeja a una lámpara de araña, ha sido establecer una "conexión directa" con los ciudadanos, haciéndoles parte del proyecto, ya que las luces interaccionan con ellos. Como destaca el arquitecto, "Chueca se convierte durante unos días en el salón más elegante de la ciudad, un espacio en el que en encontrarse y festejar la Navidad". 

Con "Serpentinas", Sebastián ilumina la calle de Fuencarral a través de una serie de cintas de colores que se enredan y recogen en nudos de color. Esta propuesta plantea la construcción de una filigrana o motivo de dimensiones urbanas que coloniza el barrio. 

Sergio Sebastián comenzó a adornar la Navidad madrileña cuando participó en un concurso de ideas del Colegio de Arquitectos de Madrid con su propuesta "Confetti". 

La solución planteada en la plaza de Chueca en 2002 funcionaba 24 a través de unos círculos que permitían pasar la luz solar y construir una iluminación diurna mágica y original. "Confeti" no sólo fue reutilizada en varias ocasiones, sino que ha recibido numerosos reconocimientos y continúa estando de rabiosa actualidad; concretamente, está instalada en Francia.

Más en SOCIEDAD