Las alertas por emergencias funcionarán desde este miércoles en todo Aragón

Teléfono movil
photo_camera La expansión al territorio nacional llega tras una serie de pruebas, que en Aragón se realizaron el 2 de noviembre en la comarca del Alto Gállego

El sistema de alertas ES-Alert, que permite enviar mensajes de alerta generalizados e inmediatos a los teléfonos móviles localizados en un área afectada por una emergencia o catástrofe, entrará en servicio en toda España a partir de esta medianoche (00.00 horas de este miércoles), para su gestión desde todos los Centros de Emergencias de las comunidades autónomas y de Ceuta y Melilla.

Este sistema, integrado en la Red de Alerta Nacional, está gestionado por el Ministerio del Interior a través del Centro Nacional de Seguimiento y Coordinación de Emergencias (Cenem) de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias. La expansión al territorio nacional llega tras una serie de pruebas, que en Aragón se realizaron el 2 de noviembre en la comarca del Alto Gállego.

La activación de este procedimiento permitirá dar una respuesta mucho más rápida y eficaz ante situaciones de especial gravedad que puedan repercutir directamente sobre la población. Las alertas se enviarán de forma automática a todos los teléfonos móviles de la zona afectada, un proceso conocido como "112 inverso". Está disponible en cualquier parte del territorio español con cobertura de telefonía móvil, ya sea 2G (GSM), 3G (UMTS), 4G (LTE) o 5G.

Todas las administraciones públicas estatales, autonómicas o locales que puedan contribuir a la detección, seguimiento y previsión de amenazas de peligro inminente para las personas y bienes, comunicarán la situación al Cenem para que este organismo pueda generar una alerta generalizada e inmediata en la zona de riesgo. El aviso facilitará que la población pueda protegerse ante fenómenos como como inundaciones, incendios, fenómenos meteorológicos adversos, volcánicos o accidentes químicos, entre otras emergencias.

La puesta en marcha de esta plataforma forma parte de las medidas del Plan para la Conectividad y las Infraestructuras Digitales, incluido a su vez en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia. El sistema está financiado con cargo a los fondos del Plan de Recuperación y se ha puesto en marcha gracias al acuerdo firmado en julio de 2021 entre los ministerios del Interior y de Asuntos Económicos y para la Transformación Digital.