La zona universitaria da paso a nuevos bares que conviven con los de toda la vida

Nuevos bares universitarios como el Singularis o el BogBar se suman al Tuno o al London para amenizar la vuelta a clase en Zaragoza
bares universitarios Zaragoza
photo_camera Dos de los bares más novedosos de "la City" son BogBar y Singularis.

Llega septiembre y la zona universitaria se vuelve a llenar de vida y de los reencuentros de esos jóvenes estudiantes que este año han regresado a las aulas más pronto de lo habitual. Para amenizar esta dura vuelta a la rutina, lo hace con algunas nuevas incorporaciones y con los locales de toda la vida como el London o el Tuno que esperan con ansia la llegada de los estudiantes.

Haber estudiado en la Universidad de Zaragoza y no haber frecuentado nunca los bares de la “City” es prácticamente incompatible. Ya sea el café del descanso, la comida del medio día o las cervezas de los jueves, todos los jóvenes estudiantes de generación en generación guardan un recuerdo especial en alguno de estos lugares. Ahora, a los de siempre les toca convivir con los locales más nuevos que poco a poco se van haciendo un hueco en este “universo paralelo” dentro de la ciudad.

bares universitarios Zaragoza
Haber estudiado en la Universidad de Zaragoza y no haber frecuentado nunca los bares de la “City” es prácticamente incompatible

CUATRO NUEVOS LOCALES EN “LA CITY”

Dos de los más novedosos son BogBar y Singularis, que aunque se podría decir que ambos son hermanos (tienen el mismo dueño) hay algunas diferencias entre ellos. Harold es camarero en la bocatería Singularis y llevan abiertos desde el pasado mes de mayo. “Es un local para adolescentes, de bocadillos y bebidas”, explicaba Harold. Con respecto a su hermano “BogBar” aunque tienen la misma esencia cambian muchas cosas de la carta.

“En BogBar la carta es un poco más elaborada. Está como más ambientado de gente algo más mayor”, aseguraba Harold quien aún así cree que los dos tienen algo especial y que se ajustan a diferentes momentos del día.

bares universitarios Zaragoza
“En BogBar la carta es un poco más elaborada. Está como más ambientado de gente algo más mayor”, aseguraba Harold

Cruzando el paseo de Fernando el Católico, en el lado contrario a la Universidad, se encuentra una novedosa pizzería que elabora comida italiana que va más allá de la pasta y la pizza. Se trata de Italiano Figari y a los mandos de este local está Iván Manzoni. “Empezamos el 8 de marzo de este año, llevamos seis meses abiertos y el concepto de este local es hacerle conocer parte de la cocina italiana que no se conoce mucho para que la gente conozca más allá”, explicaba su dueño.

“Hago también cocina fusión entre lo que es la de Italia o mediterránea en general con otros países”, matizaba Manzoni quién “la vuelta al cole tampoco la ha notado especialmente" y es que tal y como él mismo explica “cruzado Fernando el Católico es otro tipo de público, gente más mayor y a los jóvenes es más raro verles por aquí”.

bares universitarios Zaragoza
Cruzando el paseo de Fernando el Católico, en el lado contrario a la Universidad, se encuentra una novedosa pizzería

A apenas unos metros se encuentra el Bistronomo tapas, un local donde lo que más triunfa son precisamente las tapas. Croqueta de mejillón, queso canario, huevo crujiente con picadillo de Soria, falso arroz de cangrejo azul y langostinos o empanadillas de pato al Pekín son solo algunas de las suculentas opciones de este nuevo local que ha llegado para revolucionar la zona universitaria.

LOS BARES DE SIEMPRE SIGUEN “COMO SIEMPRE”

Nombres como “el London” o “el Tuno” tienen mucho significado para la gran mayoría de aragoneses que en algún momento estudiaron en la Universidad de Zaragoza y se saltaron alguna que otra clase para tomarse una bravas o para echarse una cerveza. Más allá de restaurantes son ya símbolos que de generación en generación siguen triunfando.

Dani lleva 16 años de camarero en el London, aunque realmente este local lleva más de 40 años abierto por lo que por allí han pasado varias generaciones de jóvenes y ya no tan jóvenes aunque el dueño sigue siendo el mismo desde que comenzase la tradición. “Se nota bastante la evolución y hay mucha gente que viene con añoranza. Antes estaba un elemento muy característico que era un autobús inglés y estaba el fondo donde llegó a tocar un Dj, había mesas de billar”, recordaba Dani con nostalgia.

Pese al paso de los años Dani tiene claro que si hay algo que triunfa en el London eso son sus salsas que le da “cierto toque especial” a los bocadillos o a la ración de bravas.

Para la hora del café, nadie gana a Koala Lumpur y los míticos Lacasitos en cada pedido. Este acogedor local ofrece desde galletas caseras y tartas a pinchos de tortilla y bocadillos que hacen las delicias de los estudiantes en la hora del almuerzo. Uno de los camareros del Koala es Adrián que lleva desde abril trabajando, pero antes era un cliente habitual. A pesar de ser cubano, ya empieza a notar el buen ambiente zaragozano.

bares universitarios Zaragoza
Para la hora del café, nadie gana a Koala Lumpur y los míticos Lacasitos en cada pedido

“Lo que más triunfa en el Koala es el trato de los camareros. Los clientes que vienen aquí son los mismos, día tras día y al final se siente como una gran familia“, aseguraba Adrián, dando así con una de las claves del éxito de uno de los bares más famosos de la City.

LOS FAVORITOS DE LOS JÓVENES

Las generaciones van cambiando con el paso de los años aunque hay cosas que nunca cambian. Elsa es de Zaragoza y está en segundo de Magisterio de Primaria y ella asegura que “si salgo, salgo por la City”. Decantarse por uno se le hacía complicado, aunque el que más le gusta es el Tuno, pero está abierta a probar alguno de los nuevos locales. Su amiga Lucía estudia Turismo y el sitio que más frecuenta es el Koala Lumpur. “Para cafés es mi favorito, vengo siempre”, aseguraba Lucía quien si que había tenido ocasión de ir ya al BogBar y recomendaba las hamburguesas que “están muy bien en relación calidad precio”.

En la terraza del Koala había tres amigos y todos estudiantes de Filología Hispánica. Leyre era una de ellas y reconocía que “ahora que ha empezado el curso frecuento mucho más la City”. Su favorito al igual que Lucía, su favorito era precisamente el Koala. Ernesto, sentado a su lado, era más del 100 Montaditos, aunque si se tenía que quedar con uno de los de la zona, sin duda era el Tuno. Su amiga Mara es de fuera de Zaragoza y todavía está descubriendo la zona, aunque seguro que para ella será muy emocionante descubrir los locales de siempre y los de ahora.

Más en SOCIEDAD