La sequía obliga a suspender los viajes en catamarán por el embalse pirenaico de Canelles

La situación de sequía acusada en la cuenca hidrográfica del Ebro comienza a tener repercusiones de cara al verano

La situación de sequía acusada en la cuenca hidrográfica del Ebro comienza a tener repercusiones de cara al verano. La empresa de actividades Montrebei Explora, que ofrece viajes en catamarán y kayak por el ribagorzano embalse de Canelles, ha anunciado que no abrirá durante la temporada de 2023.

“El bajo nivel de agua en Canelles no nos permitirá trabajar con normalidad y hemos decidido no iniciar las actividades este año”. Así han informado desde la empresa a través de Instagram la decisión a sus más de 1.500 seguidores. El post va acompañado de una fotografía del estado actual del embalse, del que solo queda una tímida reserva de agua, una vista nada habitual para uno de los rincones más visitados de Aragón.

Su buque insignia, el catamarán Ribagorza, es capaz de transportar a diez pasajeros más el patrón con cinco asientos y un gran sofá central, equipo de música para amenizar el viaje y todo tipo de comodidades que le han valido el reconocimiento de experiencias turísticas como Huesca La Magia.

Las actividades acuáticas por el embalse de Canelles, con sus aguas azules en contraste con el verdor del monte, y el congosto de Montrebei son un clásico del turismo de montaña y ocio en el Prepirineo aragonés. Entre los monumentos naturales que se pueden observar desde las embarcaciones destacan la muralla de Finestres, las pasarelas de Montfalcó o el paraje de Chiriveta.