La OCU denuncia abusos en la reserva de comidas y cenas de Navidad en Aragón

La Delegación de OCU en Aragón está detectando situaciones relativas a la elección de los platos que pueden considerarse abusivas.
photo_camera La Delegación de OCU en Aragón está detectando situaciones relativas a la elección de los platos que pueden considerarse abusivas.

Comienza la época de celebraciones y con ella las cada vez más populares comidas y cenas navideñas, momento para reencuentros con amigos, familiares y compañeros de trabajo entre otros que se suelen realizar en torno a una mesa en restaurantes, bares y cafeterías con la contratación de menús de grupo o especiales.

Lamentablemente, la Delegación de OCU en Aragón está detectando situaciones relativas a la elección de los platos que pueden considerarse abusivas, por cuanto impiden la libre elección del comensal y suelen encarecer el precio que se pagaría normalmente en el establecimiento.

Empezando por la obligatoriedad de escoger un menú en vez de elegir a carta. Siguiendo por la imposición de un menú común para todos, ignorando las posibles alergias o intolerancias de alguno de los comensales. Y terminando por el cobro de elevados suplementos entre las alternativas propuestas dentro del menú.

OCU Aragón recuerda que no es obligatorio elegir un determinado menú, ya que el establecimiento debería estar preparado para ofrecer los platos que recoge la carta, igual que cualquier otro día del año y al mismo precio. Si finalmente el comensal se decanta por un menú, conviene pedir la carta para comparar precios, además de comprobar el tipo y número de bebidas incluidas.

Tampoco está de más contrastar por escrito con el establecimiento si existe una penalización porque alguno de los comensales no pueda finalmente acudir a la comida; debe además precisarse a cuánto ascendería: cobrar todo el importe de un menú resulta igualmente abusivo, al resultar desproporcionada a los costes asumidos por el empresario y supone un enriquecimiento injusto.

La organización denuncia también la práctica indebida de cobrar un plus por reserva, expresamente prohibido por la normativa aragonesa. Lo que sí se puede hacer es cobrar una cantidad por adelantado como reserva, pero esta debe descontarse del importe total.

Además, desde la OCU recuerdan otros tipos de abusos como no ofrecer la carta en papel, que no se facilite una referencia de los precios según el mercado, que el precio de la carta no incluya el IVA, cobrar por el cubierto o el servicio de mesa, la dispensión gratuita de agua del grifo, la decisión voluntaria de dejar propina, no está permitido rechazar el pago en efectivo o que el ticket no detalle cada uno de los productos consumidos.

La OCU recomienda además guardar el tique de compra que es de obligada emisión y en la que deben aparecer con detalle los productos consumidos.