Juzgan a un hombre que pegó a su primo por una herencia en Luesia

La Fiscalía pide un año de prisión y 2.280 euros de indemnización a Alejandro G. J. por presuntamente pegar a su primo por un problema con una herencia. Según el escrito de acusación del Ministerio público, el supuesto agresor propinó diversos golpes a la víctima por los que tuvo que ser intervenida quirúrgicamente.

Zaragoza.- Alejandro G. J se sentará en los próximos días en el banquillo de los acusados de la Audiencia de Zaragoza por haber golpeado a su primo en plena calle en Luesia (Zaragoza) tras una discusión por una herencia. El fiscal pide para él un año de prisión y el pago de 2.280 euros a la víctima en concepto de multa.

Al parecer, la discusión, que se produjo una tarde del 14 de julio del pasado año, comenzó cuando el procesado no quiso dar las llaves de una propiedad a su primo. Según la acusación, ejercida por el letrado Javier Contín, el encausado empezó a propinarle golpes sin mediar palabra y siguió haciéndolo una vez que el hombre cayó al suelo, a la vez que le insultaba. Cuando la víctima le advirtió de que le denunciaría el acusado le amenazó y le dijo “que lo pagaría”.

Como consecuencia de la paliza, la víctima perdió dos piezas dentales y tuvo que ser intervenida quirúrgicamente, además de estar casi tres meses de baja hasta su total restablecimiento.

Por este motivo, el letrado Contín solicita tres años de prisión y una multa de casi 3.500 euros por las lesiones causadas y las secuelas.

Por su parte, la defensa realizada por Octavio Correas solicita la absolución de su cliente y pide el historial dental de la víctima.