Un juzgado de Calatayud investiga la pelea en la que intervino un policía fuera de servicio

El pasado viernes 2 de septiembre se produjo una pelea en la Plaza Marcial de Calatayud entre un agente de la Policía Local, que se encontraba fuera de servicio, y un individuo conocido por haber protagonizado varios altercados. Tras el enfrentamiento, el hombre tuvo que ser intervenido quirúrgicamente por un golpe en la cabeza.

Calatayud.- El juzgado número 1 de Calatayud investiga la pelea que se produjo el pasado viernes, día 2 de septiembre, en la Plaza Marcial de la localidad. En ella se vieron involucrados un funcionario de la Policía Local, identificado como F.H.G., de 31 años, que se encontraba fuera de servicio, y un individuo conocido por haber protagonizado varios altercados en la ciudad. Este hombre tuvo que ser trasladado a Zaragoza para practicarle una intervención quirúrgica debido a un golpe en la cabeza.

Al parecer, los hechos comenzaron cuando el individuo intentó entrar en un bar en el que el dueño le denegó el acceso. En su interior se encontraba un agente de la Policía Local fuera de servicio contra el que comenzó a hacer gestos y muecas de amenaza, lo que provocó el enfrentamiento entre ambos. El individuo “tenía cierta animadversión al policía” porque, por su condición de agente, había tenido que intervenir en varias ocasiones para desalojarlo de portales de edificios y bares, ha explicado el concejal delegado de Policía Local, José Hueso.

El funcionario avisó a una dotación de agentes de la Policía Local y también de la Policía Nacional. “Cuando llegaron pudieron constatar que el policía había sufrido golpes y erosiones cutáneas. El hombre, por su parte, presentaba una herida en la cabeza, y fue trasladado a Zaragoza donde fue intervenido quirúrgicamente la misma noche”, ha indicado el concejal. Tras permanecer en la UCI, el individuo ya se encuentra en planta y evoluciona favorablemente.

Las investigaciones están abiertas y el policía ya ha prestado declaración en el juzgado de instrucción número 1 de Calatayud. De momento el funcionario, que se encuentra en estos momentos de baja, está libre a la espera de conocer el resultado de las investigaciones.

“Quiero pedir perdón, por la parte que me toca, a la ciudadanía porque no es agradable para mí que una persona a mis órdenes se haya visto involucrado en un incidente como éste”, ha indicado Hueso. “Si como resultado de las investigaciones se demostrase que el funcionario se ha excedido o ha cometido alguna irregularidad se iniciará el expediente que reglamentariamente proceda y se le aplicará la sanción correspondiente, ni más ni menos”, ha asegurado el concejal.

En cuanto al hombre, conocido por varios incidentes en Calatayud, Hueso ha explicado que “aprovechando las circunstancias vamos a intentar que se le aloje en un establecimiento apropiado, algo que ya se había tratado de hacer hace tiempo pero no se había podido conseguir porque no había plazas”. Hueso ha indicado que “no se puede internar a alguien si no es por orden judicial, y si no hay disponibilidad de plazas pues poco podemos hacer ni por parte de servicios sociales ni de las autoridades. Lamento la situación en la que se encuentra, porque está viviendo en la calle, y que no se haya podido solucionar antes”. 

Más en SOCIEDAD