El Jurado del crimen del parque Delicias declara culpable al acusado y niega que no fuera consciente

El Jurado popular del crimen del parque Delicias ha declarado culpable, por unanimidad, a Gustavo Enrique Villanueva, el joven ecuatoriano acusado de degollar a otro mientras hacían botellón. Además, no admiten la petición de la defensa de que, aunque reconocía la culpabilidad, la pena no fuera la máxima, de 20 años, al estar embriagado.

Zaragoza.- Después de tres días de juicio y más de cinco horas deliberando, el Jurado Popular, constituido para el crimen del parque Delicias de Zaragoza en el que murió degollado Carlos Hidalgo Pacheco, ha declarado culpable al autor de la puñalada: Gustavo Enrique Villanueva.

Los nueve hombres y mujeres elegidos del pueblo para resolver judicialmente este caso han considerado a este joven hondureño, de 23 años, autor de un asesinato y han descartado aplicar la eximente incompleta por embriaguez que solicitaba la defensa por considerar que seguía siendo consciente de todo lo que hacía.

Los hechos que han considerado probados sucedieron a las 23.20 horas del 7 se septiembre del pasado año cunado el acusado propinó un navajazo en el cuello a su víctima, Carlos Hidalgo Pacheco, de 19, seccionándole la yugular y provocándole la muerte casi instantánea. Los jóvenes estaban allí de botellón cuando se produjo este asesinato.

La portavoz de este Tribunal popular ha señalado que el acusado actuó “movido por el resentimiento de una discusión mantenida meses atrás” con la víctima y que realizó un ataque “sorpresivo, repentino e inesperado” que impidió que Hidalgo Pacheco se pudiera defender.

Para acreditar eso se basan en los testimonios de los testigos y, especialmente de dos de ellos, el hermano del fallecido y uno de sus amigos, quienes vieron la agresión y la posterior huida del procesado. Asimismo, valoran que las características de la herida evidencian que el acusado no tenía sus condiciones volitivas mermadas.

Ahora sólo queda el juez dicte sentencia, es decir, que decida si imponerle los 17 ó 20 años de cárcel que pide la fiscalía y el abogado de la víctima, Juan Rosa, o los 15 que solicita la defensa, ejercida por Carmen Sánchez. Las indemnizaciones por parte de las acusaciones van de entre los 100.000 euros hasta los 200.000.

Los familiares de la víctima han mostrado su satisfacción por el veredicto

Ya a la salida del veredicto, Sánchez ha asegurado que no está conforme con la decisión y que presentará un recurso de apelación porque entiende que quedó acreditado el consumo masivo de alcohol. Y es que durante la vista se señaló que el encausado y el resto de amigos habían consumido en torno a una botella de vodka por persona.

La decisión ha satisfecho a la familia de la víctima que cada día del juicio ha estado allí presente para pedir Justicia. Su madre, Ruth Pacheco, acompañada por amigos, familiares y por su abogado Juan Rosa, ha destacado que “por fin se ha hecho Justicia”. “Se llevó a un ángel, a una persona inocente y destruyó una familia”, ha recalcado, mientras agradecía la labor de su letrado y de los miembros del Jurado “por comprender a una madre que ha perdido a un hijo que no se metió en ninguna pelea”.