INTEGRACIÓN SOCIAL

Jóvenes y mayores conviven para aprender jardinería

Jóvenes discapacitados y mayores se unen para participar en el programa municipal “Habil-e-dades”. Una iniciativa intergeneracional, promovida por el Ayuntamiento de Zaragoza y desarrollada a través del Módulo de Jardinería Ecológica que imparte la Escuela El Pinar, y que trata de favorecer la integración sociolaboral.

Zaragoza.- Un total de quince jóvenes alumnos de la Escuela Municipal de Jardinería El Pinar y doce personas mayores, usuarios de los Centros Municipales de Convivencia de Zaragoza, han participado en el programa “Habil-e-dades”. Una iniciativa que tiene como principal objetivo favorecer la integración socio-laboral de jóvenes discapacitados.

Además, según ha explicado el terapeuta ocupacional, Iñaki Olivar, esta iniciativa trata de “favorecer la convivencia” entre distintas generaciones, “facilitar la integración laboral” de los jóvenes con problemas e “intercambiar conocimientos”. Es el segundo año que se pone en marcha este programa y la experiencia ha sido “muy gratificante”, ha apuntado Olivar.

Durante el curso los participantes han trabajado sobre los componentes y posibilidades del adorno floral, utilidad de plantas, y las características de la jardinería ecológica. El programa tiene distintas fases, y la última es la que se desarrolla durante el mes de mayo en el Centro Laín Entralgo de la capital aragonesa. Aquí, los alumnos acuden todos los miércoles y se encargan de arreglar y mantener el jardín.

Cambiar bocas de riego, plantar flores, poner malla y corteza para evitar que crezcan las malas hierbas o cortar el césped son algunas de las tareas que deben realizar. Una experiencia “muy buena” para uno de los alumnos, Juan Antonio Máñez. Que les ha permitido aprender mucho porque todos los mayores “son muy trabajadores y tienen mucha experiencia”, según ha explicado Alberto Aznar. Y que ha despertado la vocación de muchos, como es el caso de Lucía Arriera, a quien le gustaría tener un trabajo de jardinera.

Los mayores juegan un papel muy importante en este programa ya que impulsar las relaciones entre las distintas generaciones es el principal objetivo. Para uno de los voluntarios, Ricardo Martínez, es una experiencia “muy bonita y positiva”, en la que lo más importante ha sido la convivencia. “Hemos hecho una piña y hay mucho compañerismo entre todos”, ha subrayado.

“Habil-e-dades” es un programa promovido por la concejalía de Acción Social del Ayuntamiento de Zaragoza y desarrollada a través del Módulo de Jardinería Ecológica que imparte la Escuela El Pinar.