Influencers, artistas y mucha solidaridad: el Rastrillo Aragón regresa el 27 de octubre

Rastrillo Aragón Fundación Ozanam 2023
photo_camera La Fundación Federico Ozanam espera recaudar cerca de 600.000 euros con la nueva edición del Rastrillo Aragón

Mil y una razones para colaborar y hasta 800 gracias para todos aquellas personas voluntarias que lo hacen posible. El Rastrillo Aragón de la Fundación Federico Ozanam volverá a abrir sus puertas este viernes, 27 de octubre, en la Sala Multiusos del Auditorio de Zaragoza con la solidaridad como gran protagonista. Allí, hasta 25 puestos totalmente diversos ofrecerán al público artículos de calidad donados y nuevos cuya compra tendrá además un fin solidario.

Para todos los gustos y bolsillos, el Rastrillo Aragón expondrá ropa nueva y de segunda mano, regalos, instrumentos, vinilos y todo tipo de música, alimentos aragoneses, libros y cómicos, cuadros o muebles, entre otros. Además, como novedad, habrá un nuevo stand “Pop Up” donde los amantes de la moda podrán encontrar joyas inesperadas a precios asequibles y de calidad.

Durante los diez días de mercadillo, con horario ininterrumpido de 11.00 a 21.00 horas, habrá programación con diferentes actividades para todos los públicos. Entre ellas, actuaciones musicales, pintacaras y gymcanas infantiles, cabezudos y una visita de los personajes de Star Wars. Varias influencers de moda se pondrán también el delantal para colaborar. Además el restaurante y la cafetería ofrecerán menús especiales y se llevarán a cabo sorteos y se pondrá en venta Lotería de Navidad.

PROYECTO VESTA DE ALQUILER SOCIAL

En concreto, en esta 36ª edición, el dinero recaudado irá destinado al denominado Proyecto Vesta. A través de él, la Fundación Ozanam promoverá la rehabilitación de 61 viviendas de Alquiler Social de su propiedad en Zaragoza y 8 repartidas en las tres provincias. Actualmente unas 200 personas residen en ellas. Los perfiles son muy variados, desde 10 viviendas habitadas por familias monoparentales, hasta otras 13 de personas solas y un total de 86 niños.

El objetivo es mejorar la habitabilidad de las viviendas, haciéndolas más confortables y sostenibles. Además, con este proyecto en el que se invertirán 324.582 euros se cumple una doble función. “El grueso de todo este trabajo se hará a través de la empresa de inserción, Inserta. Así, se generarán puestos de trabajo. Por lo tanto, no solo mejora las viviendas de estas familias, sino que ayudará a que otras personas puedan acabar su proceso formativo teniendo una oportunidad laboral”, ha explicado el director del área de Acción Social, José María Lamana.

Más en SOCIEDAD