La Hermandad del Refugio quiere ampliar sus camas para personas sin hogar que salen del hospital

La consejera de Bienestar y Familia, Carmen Susín, ha visitado esta mañana las instalaciones de la Hermandad
refugio-5
photo_camera La consejera de Bienestar Social y Familia ha visitado esta mañana las instalaciones de la Hermandad del Refugio.

La Hermandad del Refugio tiene entre uno de sus objetivos ampliar las camas de larga estancia para aquellas personas sin hogar que después de una operación o de salir del hospital necesitan estar un tiempo convalecientes. Por ello, la consejera de Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Carmen Susín, durante su visita esta mañana a las instalaciones de la Hermandad, ha anunciado que se está trabajando en ello y se está viendo a ver “qué camas se pueden poner a disposición de larga estancia”.

La Hermandad del Refugio en Zaragoza es una entidad benéfica sin ánimo de lucro que atiende a personas sin hogar, con 62 plazas para pernoctaciones, y también a familias en situación vulnerable con la colaboración de decenas de voluntarios. Susín ha remarcado “la importante obra social" que realiza la Hermandad, cuyas dependencias ha recorrido junto a Santiago Sánchez, Hermano Mayor de la entidad, y su gerente, Ernesto Millán: sus almacenes, el centro de acogida para transeúntes y la guardería, con medio centenar de plazas que facilitan la conciliación a decenas de familias. Además, ha podido conocer el funcionamiento del proyecto ‘Gota de leche’, un servicio pediátrico centrado en la alimentación y el cuidado de bebés de hasta 14 meses de edad.

refugio-6
La Hermandad del Refugio en Zaragoza es una entidad benéfica sin ánimo de lucro que atiende a personas sin hogar, con 62 plazas para pernoctaciones.

Susín se ha referido a las plazas de convalecencia tras altas hospitalarias como uno de los asuntos en los que está trabajando su Departamento y el Instituto Aragonés de Servicios Sociales, en colaboración con Sanidad: se está analizando "qué camas podemos poner a disposición, de larga estancia, precisamente para esas personas sin hogar que después de una operación tienen una larga convalecencia". "Hay que dar una solución, no sólo habitacional, sino también de cuidados", ha precisado.

“Para muchas personas y familias que se encuentran en una situación de vulnerabilidad, entrar en contacto con entidades como la Hermandad del Refugio supone el primer paso hacia su inclusión”, ha declarado Susín. Con más de 380 años de historia -se fundó en 1642- la institución se ha constituido en un espacio seguro para cientos de personas sin hogar a lo largo de las décadas y también ha actuado como despensa y banco de alimentos para familias desfavorecidas.

refugio-11
Más de 300 años lleva la Hermandad del Refugio ayudando a los que más lo necesitan en la ciudad de Zaragoza.

La Hermandad del Refugio recibió 10.896,95 euros en el pasado ejercicio por parte del Departamento de Bienestar Social y Familia a través de las subvenciones del IRPF y se mantiene esencialmente con las aportaciones de sus socios y con lo recaudado a través de las cuestaciones.

En este contexto, el Gobierno de Aragón se ha comprometido a impulsar políticas que mejoren la situación de las personas sin hogar y en riesgo de exclusión, apostando por el empleo como llave del ascensor social y garantía de integración.

UNA LABOR TAN SILENCIOSA COMO NECESARIA

Más de 300 años lleva la Hermandad del Refugio ayudando a los que más lo necesitan en la ciudad de Zaragoza. A sus puertas hacen fila cada día personas que van en busca de alimentos o ropa para ellos y sus familias. El carrito de la compra lo van llenando de latas de conservas, fruta, pasta, leche, galletas o legumbres. Una labor silenciosa a la par que necesaria para una fila que en este pasado 2023 lamentablemente no ha dejado de crecer, tal y como informaba el Hermano Mayor, Santiago Sánchez.

refugio-2
La consejera Carmen Susín durante su visita esta mañana a las instalaciones.

La ropa que las personas anónimas han ido donando se ordena cuidadosamente si es para hombre, mujer o para los más pequeños. Entre sus estanterías destacan peluches y juguetes, tan necesarios para el correcto desarrollo de los niños como lo puede ser un vaso de leche. La Hermandad del Refugio acoge a muchos de ellos en su guardería, donde niños de hasta 17 nacionalidades y de entre uno y tres años aprenden y van en busca de un abrazo o del cariño del que a veces, por sus circunstancias, les falta.

EL SINHOGARISMO, UN RETO GLOBAL

Las dificultades para acceder a una vivienda o a un empleo son los principales motivos que hay detrás del aumento de un 25% del número de personas sin hogar en la última década: en España se contabilizaron casi 30.000 personas de acuerdo con los últimos datos sobre sinhogarismo facilitados por el INE, que datan de 2022, y que recoge en este enlace el Instituto Aragonés de Estadística.

refugio-8
Una de las habitaciones de la Hermandad del Refugio de Zaragoza.

La exclusión y el sinhogarismo necesitan ser parte de la agenda pública e institucional y son necesarias políticas transformadoras para conseguir erradicar este fenómeno. Así, el futuro Plan de Inclusión Aragonés va a ser la herramienta fundamental para gestionar iniciativas de empleo, de formación, sanitarias, vivienda y de servicios sociales, coordinador por la Dirección General de Inclusión Social y Voluntariado.

refugio-10
Se fundó en 1642- la institución se ha constituido en un espacio seguro para cientos de personas sin hogar a lo largo de las década.

Susín ha recordado que en enero de 2023 se publicó la resolución del Acuerdo Marco del Consejo Territorial de Servicios Sociales y del Sistema para la Autonomía y Atención a la Dependencia para dar solución al sinhogarismo con las Comunidades Autónomas y que el Consejo de Ministros aprobó la Estrategia Nacional para la lucha contra el Sinhogarismo en España 2023-2030 el pasado verano. Son instrumentos que, para ser útiles y efectivos, necesitan de un compromiso firme y de la colaboración y escucha activa con las entidades que conocen de primera mano la lucha contra la vulnerabilidad social, como la Hermandad del Refugio, entre otras.