Felicita a tu amiga Lucía y a Aristón, si conoces a alguno, en el santoral del 13 de diciembre

El santoral católico recuerda hoy, miércoles 13 de diciembre, a la virgen y mártir Santa Lucía y a San Aristón
El santoral católico recuerda hoy, miércoles 13 de diciembre, a la virgen y mártir Santa Lucía y a San Aristón
photo_camera El santoral católico recuerda hoy, miércoles 13 de diciembre, a la virgen y mártir Santa Lucía y a San Aristón

El santoral católico recuerda hoy, miércoles 13 de diciembre, a Santa Lucía, virgen y mártir de Siracusa. Lucía vivió en el siglo III en Sicilia y es venerada por su valentía y firmeza en la fe cristiana durante la persecución decretada por el emperador Diocleciano. Según la tradición, Santa Lucía consagró su vida a Cristo, rechazó un matrimonio no deseado y dedicó su vida a ayudar a los cristianos perseguidos. Lucía fue martirizada y es conocida por su devoción y la luz que, según la leyenda, emitió al llevar comida a los cristianos en la clandestinidad, motivo por el cual es considerada la patrona de la vista.

Este 13 de diciembre, el santoral también homenajea a San Aristón, mártir de Portos. Aristón es recordado como un cristiano valiente que enfrentó la persecución y el martirio por su fe en Cristo durante el siglo IV. Su testimonio de fidelidad a la fe cristiana destaca la valentía y la resistencia de los primeros seguidores de Jesús ante las adversidades.

Tanto Santa Lucía como San Aristón son recordados en el santoral por su testimonio de fe y valentía en momentos de persecución. La festividad de hoy es una ocasión para reflexionar sobre la importancia de la fidelidad a la fe cristiana y la disposición a soportar dificultades por amor a Cristo. Ambos santos son modelos de devoción y coraje que inspiran a los creyentes en su viaje espiritual.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.