Un estudio contrasta la "excelente" política social de Zaragoza con la "precaria" situación de Huesca y Teruel

La Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales sitúa a la capital aragonesa entre los 12 grandes ayuntamientos de toda España con una excelente inversión social, con casi 105 euros de gasto por habitante en 2015. Huesca y Teruel aparecen en la lista de situación "precaria", con un gasto inferior a los 50 euros por persona.

Madrid.- El Ayuntamiento de Zaragoza se encuentra entre los 12 consistorios de más de 20.000 habitantes de toda España con unos servicios sociales "excelentes". Asimismo, Zaragoza es tras Las Palmas de Gran Canaria la segunda capital de provincia con una mejor inversión social, por encima de los 100 euros por habitante y año. Por el contrario, la política social de los consistorios de Huesca y Teruel se considera "precaria", con un gasto en servicios sociales inferior a los 50 euros por persona.

Estas son las principales conclusiones de un estudio elaborado por la Asociación de Directoras y Gerentes de Servicios Sociales a partir de los datos del Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas correspondientes a los 350 ayuntamientos de todo el país con más de 20.000 habitantes. Calatayud podría haber entrado en el estudio, pero la asociación señala que no aparece en la lista por falta de datos contrastables.

Entre los requisitos que Zaragoza ha cumplido para entrar en esta lista de excelencia se encuentra un gasto por habitante y año superior a 100 euros en 2015, situándose exactamente en los 104,82 euros. Asimismo, se ha vigilado que esta inversión "no se haya reducido en el presupuesto de 2016". En el caso de Zaragoza, para este año se espera una proyección al alza del 14,4 por ciento, lo que elevaría el gasto hasta los 119,86 euros por habitante.

La asociación también ha tenido en cuenta que este gasto "represente más del 10 por ciento del presupuesto total del ayuntamiento". En términos absolutos, el presupuesto no financiero para este 2016 en Zaragoza es de 634 millones de euros, de los que un 12,6% se estarían destinando a servicios sociales.

El coordinador en Aragón de la entidad que ha hecho el estudio, Gustavo García, ha enfatizado que los datos sobre la capital de la Comunidad "no son así de golpe", sino que "reflejan toda una trayectoria desde que Zaragoza apostó por esto en los años 80". Por su experiencia como funcionario, García sostiene que la cartera de servicios sociales no ha sufrido recortes ni siquiera "en estos años difíciles".

En su opinión, los zaragozanos pueden felicitarse de no haber sufrido "vaivenes en la apuesta por las políticas sociales" ya que el gasto se ha comportado de la misma forma con independencia del color político: "He tenido concejales del Partido Popular, del Partido Socialista, de Chunta Aragonesista, de Izquierda Unida y ahora de Zaragoza en Común, una trayectoria que por fortuna no se ha quebrado".

Huesca y Teruel, "precarios"

En el estudio se aplaude que "ninguno de los consistorios aragoneses mayores de 20.000 habitantes aparece en la lista de oficialmente pobres en servicios sociales", pero se señala que Huesca y Teruel sí aparecen en la relación de 79 ayuntamientos con servicios sociales considerados "precarios".

Los datos demuestran diferencias de gasto notables entre los servicios sociales de las tres capitales de provincia. Mientras que Zaragoza gastó en 2015 casi 105 euros por habitante y año, en Huesca y en Teruel esa cifra no alcanzó los 50 euros. En concreto, Huesca invirtió 48,24 euros y Teruel 49,43. Para 2016 se espera que estos dos municipios hayan experimentado una evolución positiva, con un presupuesto de 56,7 euros por habitante en ambos casos.

Gustavo García admite que "gastar mucho no es sinónimo de gastar bien", pero subraya que "sin un gasto importante, con gastos de 40 o 50 euros, no se puede ofrecer unos servicios básicos para la ciudadanía". En este sentido, el estudio constata que el promedio de gasto para el conjunto de ayuntamientos analizados se situó en los 78,91 euros por habitante.

Por último, la entidad responsable del estudio ha establecido un requisito de transparencia, de modo que sólo se ha tenido en cuenta a los municipios que permiten cotejar en su web que los gastos computados se refieren "efectivamente" a los servicios sociales. Por último, la asociación ha querido subrayar su independencia alegando que en sus más de 20 años de historia nunca han pedido ni recibido subvenciones.