La estaciones de esquí del Pirineo aragonés abren con 115 kilómetros esquiables y el nuevo dominio 100K

La estaciones de esquí del Pirineo aragonés abren el próximo viernes 2 de diciembre con 115 kilómetros esquiables y el nuevo dominio 100K. La temporada comenzará con espesores de más de 1,5 metros. El proyecto 100K permitirá practicar un amplio abanico de disciplinas de deportes de invierno en un mismo espacio.

Zaragoza.- Un total de 115 kilómetros de pistas, espesores que superan el metro y medio en cotas altas de Cerler, y una calidad de la nieve excepcional en todos sus valles. El grupo Aramón inaugura la temporada de esquí este viernes, 2 de diciembre.

La previsión de apertura en las estaciones del Pirineo aragonés de Cerler y Formigal-Panticosa hace augurar un gran puente de la Constitución y de la Inmaculada. 

Las nevadas de la pasada semana han dejado las pistas de esquí del grupo Aramón en unas condiciones espectaculares para inaugurar esta campaña de esquí 2016-2017. Aunque no se esperan nevadas para los próximos días, el descenso de las temperaturas de las últimas jornadas está permitiendo trabajar con los sistemas de innivación artificial incluso en las zonas más bajas de la estaciones.

Según la previsión que se baraja a tres días de la apertura, Cerler espera abrir la temporada de esquí con 45 kilómetros de pistas y espesores que superan 1,5 metros de nieve en cotas altas como el pico Gallinero. La estación del valle de Benasque, por otro lado, abrirá todos sus sectores, desde Basibé a Rincón del Cielo.

En la estación de esquí de Formigal-Panticosa la previsión de apertura supera los 70 kilómetros con espesores de más de 70 centímetros en las zonas más altas del complejo. La oferta permitirá viajar con los esquís por toda la estación. Y es que estarán abiertos los seis valles del gran dominio esquiable del valle de Tena.

En las estaciones de esquí de Teruel, Javalambre y Valdelinares, se está trabajando para asegurar la apertura lo antes posible.

El nuevo proyecto 100K

La temporada de nieve 2016-2017 en el Valle del Aragón trae como novedad la alianza de dos grandes del mundo del esquí, Astún y Candanchú. Lo hacen bajo la marca 100K, que supone poder dar una oferta a los clientes haciéndola más competitiva, atractiva y posicionando el territorio en el que se encuentran mediante un salto cualitativo muy importante en la oferta de las Estaciones de Invierno.

Un total de 101 pistas, 14 itinerarios y 40 remontes con una capacidad de transporte de 46.000 personas por hora darán servicio a este dominio de 100 Kilómetros. Ambas estaciones estarán comunicadas de manera permanente por un servicio de transporte gratuito, que realizará el trayecto en escasamente ocho minutos.

La posibilidad de practicar un amplio abanico de disciplinas de deportes de invierno en un entorno de orografía muy variada es uno de los atractivos del nuevo proyecto 100K. Así se podrá realizar en el mismo espacio esquí alpino, snowboard, esquí nórdico o biatlón entre otras posibilidades.

Junto a esto se podrá disfrutar de un exclusivo circuito de conducción en nieve ubicado en pleno corazón de las pistas a 2.000 metros de altura. El Snow Park o una oferta gastronómica diversa y de auténtico nivel complementan las peculiaridades del nuevo 100K.

Para finalizar la proximidad a Francia y a las poblaciones del Valle del Aragón, en particular a Jaca corazón del Pirineo Central, importante centro comercial y económico y primera capital del antiguo Reino de Aragón, permiten un apres ski realmente "redondo".

En su pista de hielo se dan eventos nacionales e internacionales. Patinaje artístico sobre hielo, curling o liga nacional de hockey, son algunos de ellos además de la posibilidad de convertirse en protagonistas como practicantes en la misma.

Otras variantes sin salir del Valle serán el golf, la cultura, el territorio, la gastronomía y la oferta hotelera que convierten este destino en algo exclusivo y diferencial en el turismo de invierno de España y Europa.

Más en SOCIEDAD