Encuentran 30 plantas de marihuana escondidas entre unos huertos de la Puebla de Alfindén

Una patrulla en servicio de la Policía Local ha encontrado este miércoles un cultivo de 30 plantas de marihuana escondidas en una zona de huertos de la Puebla de Alfindén, en Zaragoza. Cualquier persona podía tener acceso a esta plantación porque no estaba vallada. La Policía Local de la localidad ha decidido retirarlas de inmediato.

Zaragoza.- Un cultivo de 30 plantas de marihuana ha sido el hallazgo inesperado que una patrulla de Policía Local se ha encontrado este miércoles por la noche mientras vigilaba los terrenos de El Llano, una zona dedicada a la agricultura en la zaragozana localidad de la Puebla de Alfindén.

El oficial jefe de la Policía Local de esta localidad, Sergio Gimeno, ha avanzado a ARAGÓN PRESS que todavía no se conoce al propietario de esta plantación ilegal.

No obstante, aunque no ha podido confirmar si esos terrenos son de dominio público, Gimeno ha detallado que la plantación estaba escondida entre la maleza y no había ninguna valla o cerramiento que limitara el paso: “Como no tenemos recursos suficientes para custodiarlas durante las 24 horas, tras comentárselo a los compañeros de la Guardia Civil, hemos decidido que era mejor retirarlas cuanto antes para que no llegaran a ser consumidas”.

Como marca el protocolo de actuación en estos casos, las 30 plantas incautadas han sido remitidas al área de sanidad para su estudio y pesaje.

Por su parte, el oficial jefe de la Policía Local ha añadido que los agentes de servicio que encontraron fortuitamente esta plantación custodian todas las noches esta zona de huertas a petición de los propios agricultores de la localidad, que ya han sufrido varios robos de material en lo que va de año.

Por otro lado, esta misma semana, un vecino de la localidad ha entregado voluntariamente a la Policía Local dos plantas de lo que él mismo reconoció que era marihuana, una vez fueron descubiertas por un agente desde la calle.

El cultivo de drogas es un delito que el artículo 368 del código penal castiga con las penas de prisión de tres a seis años y una multa económica que triplica el valor de la droga objeto del delito si se trata de sustancias o productos que causen grave daño a la salud, y de prisión de uno a tres años y multa que duplica el valor en los demás casos.