En solitario y sin mapa impreso: así son los montañeros que visitan el Pirineo aragonés

Montaña Segura ha presentado el balance de los resultados de las encuestas realizadas en este año
photo_camera Estos sondeos muestran el comportamiento de los practicantes de deporte en el medio natural

Conocer el perfil de las personas que se acercan al Pirineo y cómo se preparan para la actividad que van a realizar es esencial para el programa de Montaña Segura. En este 2023, el sistema de geoposicionamiento sustituye paulatinamente a los mapas impresos en las montañas de Aragón. Además, ha aumentado el número de montañeros que ejercitan deportes y excursiones en solitario. Son los principales datos que se extraen de la última campaña de encuestas realizadas en una iniciativa que se lleva a cabo todos los veranos desde 2018.

Más de la mitad de las personas que ejercitan algún deporte en el Pirineo aragonés lo hacen sin llevar un mapa impreso, una cifra que se eleva hasta el 63% en el caso de los senderistas. Además, entre otras cuestiones, se recoge información sobre si las personas van solas o en grupo, si están federadas, si van con guía y se comprueba si llevan el material necesario, ropa y calzado adecuados, o si realizan actividades acordes a su experiencia previa.

El director general de Interior y Emergencias, Miguel Ángel Clavero, acompañado por Laurentino Ceña, vocal de Seguridad de la Federación Aragonesa de Montañismo, y Marta Ferrer, del programa Montaña Segura, han presentado este martes en rueda de prensa los resultados de estas encuestas, que están disponibles en la página web de Montaña Segura.

AUMENTAN LOS MONTAÑEROS SOLITARIOS

En total, entre el 15 de julio y el 15 de agosto se efectuaron 48 jornadas de encuestas en el Pirineo aragonés y la Sierra de Guara, distribuidas en ocho lugares y rutas de alta frecuentación: GR 11 al Refugio de Respomuso y al Refugio de Ibones de Bachimaña, mirador de Calcilarruego, la ruta de acceso al Balcón de Pineta, el Valle de Estós, Formiga, Peonera Inferior y Oscuros de Balcés. En total, y a lo largo de un total de 248 horas de trabajo, se recogieron datos sobre 8.655 personas sobre dos tipos de encuestas diferentes: encuesta básica para montañeros y encuesta básica para barranquistas.

En el caso de la encuesta básica para montañeros, se aprecia un incremento del número de montañeros solitarios, que son ya el 23% del total, frente al 15% del año pasado, y tiene una clara tendencia a sustituir equipamientos indispensables como el mapa impreso, las botas de montaña por sistemas de GPS o zapatillas de trekking, respectivamente.

Asimismo, el 61% de los senderistas y el 51% de las personas que realizan actividades de alta montaña llevan zapatillas de trekking-trail, frente al 29% y 47%, respectivamente, que llevan botas. Por su parte, en el caso de los senderistas solo el 37% de los grupos encuestados llevan mapa, frente al 45% del año pasado, mientras que el uso del GPS ha pasado del 41% de 2022 al 51% de este año.

MÁS DE 120.00 MAPAS EDITADOS PARA LOS VISITANTES

Las cifras son similares en el caso de los practicantes de deportes de alta montaña: el uso de mapas impresos ha descendido desde el 55% al 48% en un año, mientras que la presencia del GPS ha aumentado del 34% al 53% en un solo año. “El uso del GPS aumenta, lo cual celebramos porque lo hemos intentado potenciar desde la campaña. Todos los grupos tienen un teléfono en el bolsillo, así que todos tienen un GPS”, afirmaba Marta Ferrer.

Miguel Ángel Clavero ha destacado la importancia de equiparse correctamente antes de salir a practicar actividades de montaña, con el objetivo de minimizar riesgos y prevenir accidentes. En el marco del programa Montaña Segura, este año se han distribuido y editado más de 120.000 mapas para repartir de manera gratuita entre las personas que visitan las montañas de Aragón. “Hemos detectado que en algunas ocasiones no van lo suficiente equipados y no tienen conocimiento de la actividad que van a realizar. Hay que ser conscientes de las limitaciones de cada uno”, explicaba Clavero.

En cuanto a la encuesta básica para barranquistas, revelan que el 75% de los grupos encuestados realizaban la actividad con guía profesional y, por lo tanto, con el material adecuado, lo que garantiza una correcta gestión del riesgo en la actividad. Al 25% restante se les realizó una encuesta más extensa, al ser el perfil de personas rescatadas en barranquismo en la provincia de Huesca. En este caso, tres de cada cuatro grupos encuestados se valoran expertos en barrancos e indican haber descendido más de 15 barrancos distintos.

Por último, Ceña ha manifestado su preocupación por los montañeros que van en solitario: “Es muy importante tener conocimiento de los riesgos de la montaña. Hay que planificar exhaustivamente la actividad por motivos de seguridad y que sean conscientes del auxilio y del rescate”.