El seguro obligatorio para perros queda "en el aire" hasta que haya un reglamento específico

perro en el parque
photo_camera Quedan en el aire determinados aspectos, entre ellos, el que obliga a que los propietarios de perros tengan un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil a terceros.

El próximo 29 de septiembre entra en vigor la Ley de Bienestar Animal que introduce nuevas responsabilidades y exigencias, pero ciertos aspectos de esta norma no entrarán en vigor desde el primer día porque requiere de un reglamento específico.

Por esta razón, quedan en el aire determinados aspectos, entre ellos, el que obliga a que los propietarios de perros tengan un seguro obligatorio de Responsabilidad Civil a terceros.

El presidente del Colegio de Mediadores de Zaragoza, Miguel de las Morenas, ha puntualizado que “la ley queda coja porque, dado que el Gobierno se encuentra todavía en funciones, no se puede llevar a trámite parlamentario ni desarrollar este reglamento”.

La norma deja en el aire muchos aspectos, ya que tiene que ser el reglamento el que los precise. Tal y como ha señalado De las Morenas, “el propietario de un perro siempre tiene la obligación de reparar el daño que su animal cause, independientemente de que tenga seguro o no”.

Lo que queda también en el aire, ha señalado De las Morenas y que recoge la ley, es el curso de formación para dueños de perros, ya que “no se ha reglamentado si el curso se debe hacer para los que sean propietarios a partir de la publicación de la ley o para todos los propietarios”.

Cuando ya se disponga de este reglamento, ha subrayado el presidente de los Mediadores zaragozanos, “se publicarán las características de este seguro”.

De las Morenas también ha recordado que algunas razas ya deben disponer de tal seguro, es el caso de las razas de perros “potencialmente peligrosos” para las que se exige “como mínimo un seguro de Responsabilidad Civil de 120.000 euros, aunque dependiendo de cada ayuntamiento puede ascender a 180.000 euros”.

CHIP OBLIGATORIO PARA GATOS Y HURONES

Lo que sí ha querido recordar es la obligatoriedad de que “tanto gatos como hurones, con la nueva norma, deberán tener un microchip desde el próximo 29 de septiembre”, ha subrayado. Lo que también dice la ley es que cuando esté vigente el reglamento se precisarán “qué especies pueden estar en una casa”, algo que puede “traer sorpresas”, ha puntualizado Miguel de las Morenas.