El santoral venera este 24 de octubre al obispo San Antonio María Claret

El santoral del 24 de octubre recuerda a San Antonio María Claret, obispo y fundador de la Congregación de los Hijos del Corazón Inmaculado de María

El santoral católico recuerda hoy, martes 24 de octubre, a San Antonio María Claret, un destacado obispo y fundador de la Congregación de los Hijos del Corazón Inmaculado de María. San Antonio María Claret nació en España en 1807 y desde temprana edad mostró una fuerte inclinación hacia la vida religiosa. Ingresó en el seminario y más tarde se convirtió en sacerdote, destacándose por su celo pastoral y su dedicación a la evangelización.

En 1849, San Antonio María Claret fue nombrado arzobispo de Santiago de Cuba, donde trabajó incansablemente para mejorar la vida espiritual de su diócesis y defender los derechos de los esclavos. Durante su tiempo en Cuba, fundó la Congregación de los Hijos del Corazón Inmaculado de María, una comunidad religiosa dedicada a la enseñanza y la evangelización. Su labor apostólica se extendió por toda América Latina, donde dejó una huella duradera.

San Antonio María Claret es venerado por su caridad, su compromiso con la formación religiosa y su amor por la Virgen María. Fue un defensor apasionado de la fe católica y un ejemplo de servicio desinteresado a Dios y a los demás. Su legado perdura a través de su congregación y el impacto que tuvo en la difusión del evangelio en todo el mundo.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.