El Justicia urge activar las herramientas necesarias para acoger a los menores que llegan a Canarias

El número de menores extranjeros dentro del sistema de protección ha superado ya la cifra de 4.400. Fotografía: Justicia de Aragón.
photo_camera El número de menores extranjeros dentro del sistema de protección ha superado ya la cifra de 4.400. Fotografía: Justicia de Aragón.

El Justicia de Aragón se ha sumado a una declaración de los Defensores del Pueblo de toda España para respaldar la propuesta de acogida a niños y niñas extranjeros no acompañados que llegan a Canarias, matizando que "es necesario activar las herramientas y protocolos que permitan ampliar el abanico de alternativas a la institucionalización de las niñas, niños y adolescentes migrantes no acompañados. Solo así será posible ofrecer soluciones duraderas para la protección real de estos menores".

Durante estas Jornadas de Coordinación se han tratado un informe en el que aborda la crisis que está sufriendo el sistema canario de tutela de menores extranjeros no acompañados. De hecho, "según datos oficiales, el número de menores extranjeros dentro del sistema de protección ha superado ya la cifra de 4.400". Asimismo, se explica que "el sistema canario para la tutela de estos menores se ha visto desbordado, no disponiendo de recursos materiales y personales suficientes para una adecuada atención integral garantizándoles el acceso a la educación, a la asistencia sanitaria y a los servicios sociales básicos en las mismas condiciones que los menores nacionales".

Por otro lado, en la declaración se acoge que la ley "reconoce sus derechos a la educación, a la asistencia sanitaria y a los servicios sociales, estableciendo como objetivo de los poderes públicos lograr la plena integración de estos menores en la sociedad española".

Por ello, los Defensores del Pueblo han constatado que son las propias comunidades las "responsables de la protección de los menores en sus respectivos territorios, de manera que cuando se constata que un menor se encuentra en situación de desamparo, son éstas quienes tienen que adoptar su tutela y las medidas de protección necesarias".

Con todo ello, desde el Justicia de Aragón se ha procedido a la asunción como propia y firma de dicha declaración, ante la realidad de que en estos momentos Aragón está afectado directamente por la llegada al territorio de un gran número de migrantes menores, en contingentes inicialmente de adultos acogidos al sistema de protección internacional, competencia del estado, pero que deben, ante la realidad de la minoría de edad, entrar por el sistema de protección de menores aragonés.

Esta declaración ha sido firmada por el Defensor del Pueblo de España, la Síndica de Greuges de Catalunya, el Defensor del Pueblo Andaluz, la Valedora do Pobo de Galicia, el Diputado del Común de Canarias, el Ararteko del País Vasco, el Justicia de Aragón, el Síndic de Greuges de la Comunitat Valenciana, el Procurador del Común de Castilla y León y el Defensor del Pueblo de Navarra, en el marco de las XXXVI Jornadas de Coordinación de los Defensores del Pueblo.