El estadounidense enamorado de España descubre El Alcoraz y Zaragoza

Larry Shy posa en el vestuario del Huesca
photo_camera El estadounidense no descarta guardar un sitio a Huesca en sus brazos. Foto: S.D. Huesca

Hace unas semanas se hizo viral la historia de Larry Shy, un estadounidense enamorado de España que tenía tatuado un mosaico de referencias divertidas a la cultura española, desde la bandera a logos de famosas empresas. La palabra “tapas”, “Madrid” o el logo de El Corte Inglés y de Mercadona también figuran en su brazo, y ha decidido visitar Huesca y Zaragoza. Lo que poca gente sabe es que este amor incondicional tiene una conexión directa con tierra oscense.

Hace 30 años se hizo amigo de Lorenzo, un joven oscense, estudiando en la universidad de Michigan. Allí conoce a Larry y forjan una sólida amistad. Ese verano, las continuas sugerencias de su amigo hacen efecto y Larry decide visitar España. Es entonces cuando se produce el flechazo. Larry Shy comienza una historia de amor que continúa hoy en día y que él mismo ha inmortalizado en su propia piel. Tres décadas después, Larry, convertido en una celebridad de internet gracias a los tatuajes, ha visitado Huesca y nos ha contado su historia, junto a su amigo Lorenzo.

Se ha enfundado la camiseta de la Sociedad Deportiva Huesca, ha recorrido el túnel de vestuarios, las oficinas y el césped, contagiando a todos su excelente humor. Y no se descarta que el escudo del Huesca pase a formar parte de su extensa colección de tatuajes. Lo que es seguro es que la conexión Michigan-Huesca se ha reforzado. “Volverá dentro de seis meses”, contó Lorenzo. Larry dio las gracias en perfecto castellano y, después, alguna palabra irreproducible entre carcajadas de los presentes. Un tipo feliz, en una soleada mañana en El Alcoraz. Supermercados y bombonerías han cerrados el círculo altoaragonés.

ZARAGOZA ON TOUR

Que nadie dude que le encanta Zaragoza. Y si lo hace, que se mire el vídeo que dedica a la capital aragonesa. A grito pelado en medio de la calle Alfonso, casi a la altura de la plaza del Pilar, Larry asegura que Zaragoza es una de las ciudades más bonitas que existen. “I love Saragosta, me encanta Saragosa”, aseguró. Presentó El Pilar y la calle con sus tiendas y declaró que “i’m going shopping”. Un “Viva España” cerró su intervención en el centro de la capital aragonesa.

Más en SOCIEDAD