Dilema: ¿Droga para autoconsumo o para el tráfico?

La Audiencia de Zaragoza ha juzgado a cuatro toxicómanos a los que sorprendieron con seis gramos de droga. Tres de ellos se dirigían a una fiesta de tres días de música electrónica en Las Playas. Todos ellos han asegurado que era para el autoconsumo y no para la venta. La Fiscalía no se lo cree y pide tres años de cárcel.

Zaragoza.- Cuatro jóvenes iban en un coche a una fiesta electrónica en Las Playas de la capital aragonesa, pero lo que en un principio iban a ser tres noches de diversión se han convertido en un proceso judicial que ha finalizado este jueves en la Audiencia Provincial de Zaragoza.

Todo comenzó con unas maniobras extrañas por parte del conductor del turismo ante la presencia de un dispositivo policial desplegado en los alrededores para la “caza” de traficantes. Los agentes les pararon y encontraron siete móviles, importantes cantidades de dinero y tan sólo seis gramos de MDMA, cocaína y cannabis. Una señal para la Fiscalía de que iban a vender, por lo que pide tres años de prisión para cada uno.

Sin embargo, para el abogado de la defensa, Javier Notivoli, es “clarísimo” que no era para traficar y sí para consumir en una fiesta de este tipo. “Si alguien va a traficar a una celebración de dichas características donde la gente consume mucha droga se lleva 15 ó 20 gramos de coca para hacer negocio y no unos miserables seis gramos de diferentes drogas”, ha apostillado. Es por todo ello que pide la libre absolución.

Muestra de la toxicomanía de todos los procesados, Arturo Wilson G., Mael Tiphiane L., Alejandro C. y Marco B., este penalista zaragozano ha puesto en conocimiento de la Sección Tercera de este tribunal que se les practicaron muestras de cabello, pero que “no han aparecido por ningún sitio”.

Los encausados han negado la mayor y han asegurado que hasta la droga que estaba escondida en alguna de sus casas era para autoconsumo. Asimismo, alguno de ellos ha aseverado que desconocían que sus amigos llevaran sustancias estupefacientes.

Ahora, los magistrados de la Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Zaragoza tienen sobre la mesa el dilema de si estos jóvenes llevaban la droga para autoconsumo o para el tráfico. El caso ha quedado visto para sentencia.