Día Mundial del Síndrome de Down: reivindican mejores oportunidades para acceder al mundo laboral

Tan solo un 5% de las personas con Síndrome de Down están actualmente trabajando en Aragón.
La autonomía se trabaja en el Centro ocupacional de la Fundación Down en La Jota con la finalidad de mejorar sus vidas y desarrollar una vida independiente
photo_camera La autonomía se trabaja en el Centro ocupacional de la Fundación Down en La Jota con la finalidad de mejorar sus vidas y desarrollar una vida independiente

Con motivo del Día Mundial del Síndrome de Down, las personas con esta discapacidad intelectual, sus familias y las asociaciones que trabajan con ellos día a día han querido centrar sus reivindicaciones en reclamar más y mejores oportunidades de inclusión laboral. Así lo ha expresado el presidente del Patronato de la Fundación Down Zaragoza, Enrique Solano, quien ha incidido especialmente en el papel de la sociedad, “tienen que conocer a las personas con síndrome de Down, no por su aspecto, sino por sus posibles capacidades para desarrollar una vida mucho más autónoma”.

Tan solo un 5% de las personas con Síndrome de Down están actualmente trabajando en Aragón, según los datos que ha presentado Enrique Solano. Es decir, el 95% de estas personas están en paro, unos datos “altísimos” que preocupan especialmente a la Fundación, ya que son las cifras más elevadas entre el colectivo con discapacidad. La solución, expresa, pasa por incentivar la inclusión de este colectivo en la sociedad “condicionando y facilitando la autonomía de estas personas”.

La autonomía es una capacidad que se trabaja en el Centro ocupacional de la Fundación Down en La Jota con la finalidad de mejorar sus vidas y desarrollar una vida independiente. Para ello, desde que nacen estos niños con Síndrome de Down les prestan una “atención temprana” que la continúan durante toda su vida para estimular sus capacidades y así puedan dar respuestas más eficaces en el mundo.

“Hay que seguir trabajando para que la sociedad tome conciencia de que somos una sociedad diversa en la que todos cabemos”, expresa Enrique Solano, quien celebra que en los últimos meses se hayan dado “pasos legales y jurídicos” muy importantes en este camino.

PROGRAMA PRO-IN E INCREMENTO PRECIO-PLAZA

La vicepresidenta segunda y consejera de Economía, Empleo e Industria, Mar Vaquero, y la consejera de Bienestar Social y Familia, Carmen Susín, han acompañado también a los usuarios de la Fundación en este Día Mundial.

Así, Mar Vaquero ha puesto en valor la aportación económica que se otorga desde el Instituto Aragonés de Empleo (INAEM) para el desarrollo y fomento de políticas de inserción laboral a través de los denominados PRO-IN, que destinan 908.400 euros para programas dirigidos a personas con discapacidad. Buscan “favorecer la empleabilidad, trabajar la autonomía y el desarrollo de capacidades” para poder acceder “a diferentes sectores productivos y económicos, como turismo u hostelería”. “Es importante ofrecerles una oportunidad en el presente, pero sobre todo pensando en su futuro que preocupa mucho a sus familias”, ha apuntado Vaquero.

Por su parte, la consejera de Bienestar Social y Familia, Carmen Susín, ha confirmado el acuerdo al que se ha llegado para incrementar el denominado precio–plaza en un 4,3% que se aplicará con efecto retroactivo desde el 1 de enero de 2024. Este aumento implica a las diferentes tipologías de plaza, más de 2.800, recogidas en el acuerdo marco que en la actualidad está sometido a una prórroga. Susín ha destacado el consenso con las entidades y ha confirmado que esta decisión es la primera que se toma para mejorar una situación de estancamiento que venía arrastrándose desde hace años en Aragón. En el caso de la Fundación Down, esta actualización al alza de los precios impactará en más de 40 plazas distribuidas en centro de día, centro ocupacional y pisos tutelados.