La DGA contacta por segunda vez con Marlaska para solucionar la falta de agentes en los pueblos

El ministro ha contestado que se creará un grupo de trabajo a tal efecto, si bien tampoco existe un calendario.

manifestacion-epila-seguridad
photo_camera La seguridad ha ganado importancia en las últimas semanas tras el repunte de los delitos

La inseguridad en los pueblos no desaparece de la actualidad. Este martes, ha centrado buena parte de la primera reunión esta legislatura del Comité de Cooperación Comarcal, presidido por la responsable de Presidencia del Gobierno de Aragón, Tomasa Hernández. En declaraciones previas, ha explicado que el pasado viernes remitieron una nueva carta al ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, para instarle a cubrir las vacantes de la Guardia Civil, una cuestión que ha ganado importancia en las últimas semanas tras el repunte de los delitos en la comarca de Valdejalón y en particular Épila.

Para esa localidad, aunque se ofertarán próximamente, sigue sin haber una fecha concreta. Así lo ha apuntado Tomasa Hernández, quien también ha confirmado contactos con la Delegación del Gobierno para instar al Ejecutivo Central a que tome cartas en el asunto. El delegado en la Comunidad, Fernando Beltrán, ya explicó el pasado sábado que los problemas en el cuartel vienen de un movimiento de vacantes a nivel nacional, aunque otros de la zona, como La Almunia o Calatorao, sí se han cubierto.

No es la primera comunicación entre la DGA y Marlaska. En diciembre, ya le pidieron cubrir los huecos pendientes de la Policía Adscrita. De acuerdo a la consejera, faltan 41 de las 150 plazas que dispone Aragón. El ministro ha contestado que se creará un grupo de trabajo a tal efecto, si bien tampoco existe un calendario.

Junto a Aragón, Galicia, la Comunidad Valenciana y Andalucía se sumaron a esta reivindicación. En la misiva se pedía un encuentro de urgencia para recordarle que la falta de personal puede tener un impacto negativo en los servicios que estas unidades prestan a los ciudadanos, "tan importantes como la protección de víctimas de violencia sobre la mujer, de menores, el control del juego, la protección del medio ambiente o la lucha contra los incendios forestales".

Desde el Pignatelli, temen que la sensación de inseguridad se extienda. “Se sabe que faltan efectivos y se nota. En el mundo rural, también ocurren delitos, los juzgados incoan diligencias previas, luego pasan”, ha insistido. El otro tema central de la reunión han sido los problemas de las comarcas con los trabajadores interinos. Por ello, la DGA colaborará en la creación de una página web donde los ayuntamientos podrán publicar sus ofertas de trabajo.