Tres detenidos por robar en un banco de Zaragoza

Tres personas han sido detenidas después de robar en una entidad bancaria de Zaragoza. Los detenidos habían practicado un agujero de unos 50 centímetros en el escaparate del banco y habían conseguido un botín de 1.350 euros en monedas. Los hechos han tenido lugar en la calle Madre Vedruna.

Zaragoza.- La Policía Local de Zaragoza ha impedido la consumación de un atraco en la sucursal del BBVA de la calle Madre Vedruna al detener a los tres implicados en el robo cuando procedían a abandonar el lugar en un coche. El botín, que ha sido recuperado, ascendía a 1.350 euros en monedas.

En el registro, se ha comprobado además que los atracadores, los tres de 20 años de edad, también se habían hecho con material para hacer tarjetas de crédito e iban provistos de herramientas, un ordenador y un GPS. Los detenidos responden a las iniciales George L. P, Ioan A. B. y Constantin C.

Los hechos han ocurrido a las 5.15 horas de este viernes cuando los tres detenidos llamaron la atención de dos agentes de paisano de la Policía Local al observar a un individuo que esperaba en actitud vigilante al inicio de la calle Madre Vedruna, junto a un vehículo marca BMW de color rojo.

Poco después se han percatado de que esta persona se introducía en el espacio del conductor del coche, mientras a 20 metros del vehículo salía una persona de la sucursal a través del escaparate de la oficina, que se ocultaba mediante la capucha de una sudadera verde y se dirigía al coche.

Ya en el vehículo, donde le esperaba una tercera persona, ha ocultado varios paquetes debajo de los asientos delanteros del coche. Justo antes de arrancar, dos coches de la Policía Local han bloqueado la maniobra del BMW rojo, impidiendo la huida. Los agentes han detenido a las tres personas por el presunto delito de robo con fuerza.

Los atracadores han utilizado el coche en el que trataban de huir para fracturar la luna de la sucursal y han causado daños en otro turismo que estaba aparcado frente a la puerta del banco y al que le han roto la luneta para poder moverlo y hacer más fácil la huida.