Descubre a quién felicitar hoy con el santoral católico del 11 de marzo

San Sofronio fue un obispo de Jerusalén en el año 634, mientras que San Eulogio fue un sacerdote y mártir español del siglo IX
santoral 15 enero
photo_camera El santoral católico de hoy, lunes 11 de marzo, recuerda al obispo San Sofronio y al sacerdote San Eulogio

El santoral católico recuerda hoy, lunes 11 de marzo, a San Sofronio, obispo de Jerusalén. Nacido en Damasco en el año 560, Sofronio fue una figura destacada en la Iglesia en la época bizantina. Después de una vida monástica dedicada, fue nombrado patriarca de Jerusalén en el año 634. 

San Sofronio desempeñó un papel crucial en la defensa de la ortodoxia cristiana y participó en el Sínodo de Quinisexto, donde se discutieron importantes cuestiones teológicas y disciplinarias. Su contribución a la Iglesia oriental y su liderazgo pastoral le han valido reconocimiento en la tradición cristiana.

Este 11 de marzo, el santoral también venera a San Eulogio, sacerdote y mártir. Nacido en Córdoba, España, en el siglo IX, Eulogio se destacó por su erudición y su dedicación al estudio de las Sagradas Escrituras. Durante un período de persecución contra los cristianos en al-Ándalus, San Eulogio apoyó y alentó a aquellos que enfrentaban la hostilidad por su fe
Finalmente, él mismo fue arrestado y martirizado en el año 859. Su valentía en medio de la adversidad y su testimonio de fidelidad a Cristo lo han convertido en un referente espiritual para la comunidad cristiana.

Ambos santos, San Sofronio y San Eulogio, representan la riqueza de la tradición cristiana en diferentes contextos geográficos y temporales. Su legado perdura como testimonio de valentía y fidelidad en la defensa de la fe. En este día, la Iglesia celebra la memoria de estos santos, reconociendo su contribución a la Iglesia y pidiendo su intercesión en la vida de los fieles.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.