El Papa San Juan I y San Félix de Cantalice, descubre a quién venera hoy el santoral de este 18 de mayo

El santoral católico de hoy, 18 de mayo, recuerda al El Papa San Juan I y San Félix de Cantalice
santoral 18 de mayo
photo_camera El santoral católico de hoy recuerda al Papa San Juan I y San Félix de Cantalice

El santoral católico recuerda hoy, 18 de mayo, a San Juan, el Papa número 53 de la Iglesia Católica y el primero en llevar el nombre de Juan. Nacido en Toscana, Italia, a principios del siglo VI, destacó por su sabiduría y devoción al servicio de la Iglesia. Lo eligieron como el sucesor del Papa Hormisdas en 523 y gobernó la Iglesia Católica durante solo un año.

Durante su breve pontificado, San Juan I trabajó incansablemente para mejorar la vida espiritual y material de los fieles. Se le conoce por su humildad y su amor por el prójimo, y se preocupó especialmente por los pobres y necesitados. También se destacó por su habilidad para resolver disputas entre obispos y clérigos, lo que le valió el apodo de "el pacificador".

San Juan I también tuvo un papel importante en la lucha contra el arrianismo, una herejía que negaba la divinidad de Cristo. Viajó a Constantinopla para resolver una disputa con el patriarca de esa ciudad y defendió con firmeza la doctrina católica de la Trinidad. A pesar de su valentía, San Juan I sufrió mucho durante este viaje y contrajo una enfermedad que finalmente le costó la vida.

La vida y obra de San Juan I son un ejemplo para los cristianos de todo el mundo. Su dedicación al servicio de la Iglesia y su amor por el prójimo son un testimonio del poder del Evangelio para transformar vidas. Su fiesta se celebra el 18 de mayo en la liturgia católica, y su legado sigue inspirando a aquellos que buscan vivir una vida de servicio y amor.

El santoral también recuerda este 18 de mayo a San Félix de Cantalicio, un religioso capuchino nacido en Italia en el año 1515. Desde joven, se sintió llamado por Dios a servir a los demás y, por ello, decidió ingresar en la Orden de los Hermanos Menores Capuchinos. Durante su vida religiosa, destacó por su humildad, caridad y entrega a los más necesitados.

San Félix de Cantalicio era conocido por su gran devoción a la Virgen María. Pasaba largas horas en oración y su principal objetivo era imitar a Cristo y a su Madre en el servicio a los demás. De hecho, en su labor apostólica, se dedicó en especial a atender a los enfermos y a los más pobres.

Entre sus obras destacan la creación de hospitales para los enfermos y la fundación de una escuela para los niños pobres de la ciudad. Además, San Félix de Cantalicio fue un gran predicador y su palabra llevó la luz del Evangelio a muchos corazones.

San Félix de Cantalicio falleció en el año 1587 y su obra aún hoy es recordada y admirada por muchos cristianos. Su ejemplo de amor, humildad y servicio a los demás es una fuente de inspiración para todos aquellos que buscan seguir a Cristo y servir a los más necesitados.

¿POR QUÉ SE CELEBRAN LOS SANTOS?

La onomástica es una forma de reconocer y honrar sus logros espirituales y de buscar su guía e inspiración en nuestras propias vidas. Se venera a los santos como líderes espirituales o figuras que han alcanzado un alto nivel de santidad y han vivido su vida al servicio de Dios o de una religión concreta.

Muchos santos tienen un día especial dedicado a ellos, que celebran los fieles de todo el mundo. Para ello, en cada cultura se celebran diferentes ceremonias religiosas, leyendo sus enseñanzas o visitando lugares sagrados asociados a ellos.