De Miércoles Addams a las Barbies y Coco: el Carnaval llena Zaragoza de confeti y jolgorio

Había muchas ganas de Carnaval en Zaragoza y de la explosión de confetis, litronas de cerveza y disfraces variopintos
Dos mujeres disfrazadas tiran de la carroza
photo_camera Los participantes contaban con disfraces de todo tipo

Algunos hacían acopio de chucherías, cacahuetes y demás víveres y corrían como si no hubiese un mañana para hacerse con la mejor acera del Coso y otros se enzarzaban en las clásicas rencillas por un mejor ángulo de visión. Sea como sea, este sábado por la tarde había muchas ganas de Carnaval en Zaragoza y a la explosión de confetis, litronas de cerveza y disfraces variopintos se unía una buena temperatura que animaba, aún más, la fiesta y el ansiado desfile de las carrozas de los peñistas.

En la plaza San Miguel, el Fiat 500 de la Barbie, con pestañas incluidas, aparcaba al lado de una carroza "Cosa" con unas Miércoles Addams multiplicadas por decenas que alzaban sus vasos mientras se metían en la piel de Shakira lanzando indirectas a Piqué cantando la sesión de Bizarrap. Un jolgorio lleno de disfraces y de unos universos paralelos en los que Wanda y la Capitana Marvel hablaban con Elvis Presley y con un Jack Sparrow amorrado a su botella de ron.

Recién llegados desde Springfield, Marge, Lisa, Homer y los demás Simpsons han sido, sin duda, los protagonistas del Carnaval de Zaragoza y han causado furor en las redes sociales. A mitad de camino entre un disfraz de Halloween y la versión más apocalíptica de la familia amarilla más famosa de todos los tiempos y al ritmo del "no conquistas nada con una ensalada" han llegado hasta el Coso con los aplausos del público.

Entre Freddie Mercury, Willy Wonka y su fábrica de chocolate, la tierna Mama Coco y los cientos de colores de México, el ambiente comenzaba a animarse a medida que se acercaba la hora de liberar al Rey de Gallos que, como él mismo ha dicho, ya no aguanta más "tras un añico encerrado". Ha sido Carnestolendas la encargada de liberar al "rey de reyes" que por "alegre y juerguista" llevaba más de un año prisionero. "A esta ciudad de Zaragoza ha llegado el carnaval y todos con alegría vamos ahora a desfilar. Ahora toca divertirse, cambiar el agua por vino y el vino por calimocho", ha exclamado el Rey de Gallos provocando la alegría de los peñistas.

Los más pequeños esperaban ansiosos a que el desfile comenzara y cuando la primera carroza, la de las "Doradicas" ha salido de la plaza San Miguel, no han parado de saltar y aplaudir, incluso cuando han visto a un Monstruo de las Galletas que amenazaba con quitarles su merienda. Después ha llegado un equipo de rugby multitudinario con animadoras volando, literalmente, por los aires, la Barbie granjera, la hippie, la rockera y hasta las que todavía no habían salido de la caja y los Cantajuegos. Y, los niños, de nuevo, han sido protagonistas con una coreografía del "Soy una taza" digna de premio.

Entre Shreks y fionas, Campanilla, Elsa y las demás princesas Disney continuaba un desfile que ha llenado de color, jolgorio, confeti y música, desde el himno del Real Zaragoza hasta el mítico Flying Free, el centro de Zaragoza en un Carnaval muy ansiado.

Y mañana les llegará el turno a los más pequeños con el pregón del Conde de Salchichón y sus adláteres, el Caballero de la Hornilla, Don Carnal, Doña Cuaresma y la Mojiganga a partir de las 12.30 horas en la plaza del Pilar.

Más en SOCIEDAD