Cristina Soria: "La comunicación no verbal ayuda a mejorar las relaciones interpersonales”

La periodista y coach bilbilitana ha dedicado su carrera a descifrar este lenguaje que todos hablamos sin darnos cuenta

Cristina Soria es una maestra de los silencios que hablan y de los gestos que cuentan historias. Con más de 20 años de experiencia en la comunicación no verbal, la periodista y coach bilbilitana ha dedicado su carrera a descifrar este lenguaje que todos hablamos sin darnos cuenta y que va desde un simple levantamiento de cejas, una apertura rápida de ojos o hasta la postura que adoptamos en una conversación.

Todos estos detalles describen la imagen que proyectamos ante los demás y cómo nos percibimos nosotros mismos, algo que también ha estudiado Cristina a través de sus ocho libros publicados y su participación en programas de televisión como asesora de comunicación no verbal.

PREGUNTA.- ¿Qué es lo que dice la comunicación no verbal de nosotros?
RESPUESTA.- De primeras, la comunicación no verbal da detalles sobre la personalidad, porque las personas más extrovertidas tienden a gesticular mucho más y son más emocionales, mientras que las introvertidas, a lo mejor tienen una postura más estática. Pero también la comunicación no verbal es la que da más información sobre lo que estamos comunicando.

La comunicación no verbal es la que da más información sobre lo que estamos comunicando

Aunque las palabras tienen mucha importancia, y también el tono y el volumen, con la comunicación no verbal proyectamos la coherencia o incoherencia entre lo que decimos y lo que estamos mostrando. Podemos saber mucho más de una persona en un silencio, en una pregunta, en una reflexión… cuando observamos a la otra persona y vemos determinados gestos o microexpresiones que está haciendo podemos detectar qué está pasando ahí y conducir la conversación.

También ayuda en la escucha activa, para crear un clima de confianza o para proyectar una determinada imagen o nuestra marca personal para llegar a un público de una forma u otra. Por eso es importante tener información sobre lo que proyectamos con nuestros gestos, con nuestra corporalidad, cómo nos vestimos o cómo nos comportamos.

P.- ¿Cómo nos puede beneficiar el saber controlar y gestionar nuestra comunicación no verbal?
R.- Cuando empezamos a leer esos códigos en el rostro, descubrimos cómo se siente el otro y cómo podemos mantener o iniciar una conversación. Las personas somos seres sociables que nos relacionamos y saber cómo se siente la persona que está a mi lado me permite desarrollar esa empatía y conectar más. Fijarse en cómo me toca, en cómo me mira, ver cómo mueve los ojos, porque si detecto que es muy visual, mis interacciones tendrán que conectar con las imágenes más que con los sentimientos.

Luego, la comunicación no verbal también sirve para leer tu autoestima propia y la de los demás. Hay una persona muy conocida en oratoria en España que es Mónica Galán y que dice que, según te hablas por dentro, comunicas hacia afuera. Es decir, si yo me hablo mal, mi comunicación no verbal va a tener siempre gestos de cierre o de incomodidad. Es un cajón que a mí me apasiona, porque puedes sacar mucha información de las personas para que tus relaciones interpersonales sean mucho mejores.

P.- ¿Qué son las microexpresiones?
R.- Las microexpresiones son movimientos faciales que reflejan una emoción que estamos sintiendo y siempre están basadas en seis emociones básicas: la alegría, la tristeza, el miedo, el asco, la sorpresa y el enfado. En nuestro día a día nos sirven para saber detectar cuándo una persona está triste, o le ha molestado algo, o tiene miedo por algo. También si está siendo sincera, o si su sorpresa ha sido real, que, en ese caso, la apertura de los ojos es muy rápida…

Sí que es verdad que ahora mismo hay un desafío importante con todo el mundo de la estética, porque cuando las personas se operan o cuando se inyectan bótox, se les paraliza el rostro y ya no hay movimiento ni microexpresiones. Entonces, tenemos que aprender a interpretar otras partes del cuerpo para detectar qué está pasando. Por ejemplo, tú le haces una pregunta a alguien y ves que está tragando y sabes que está conteniendo una emoción, o de repente coge aire y ves que le ha impactado de alguna manera. Es una línea de investigación muy interesante.

CRISTINA-SORIA
La coach Cristina Soria está especializada en la comunicación no verbal

P.- ¿Se puede entrenar la comunicación no verbal?
R.- Sí, totalmente. De hecho, hace unos meses me encontré a una mujer en un mercado de Madrid que me reconoció de la tele y me dijo que alucinaba con cómo adivinaba las cosas. Yo no adivino cosas, lanzo hipótesis, pero me puedo equivocar porque también existen las personas que mienten. Es decir, la comunicación no verbal no es una ciencia exacta, pero sí que cambia el escenario cuando sabes interpretarla.

Yo no adivino cosas, lanzo hipótesis, pero me puedo equivocar porque también existen las personas que mienten

Cuando doy formaciones, explico que hay fórmulas para manejar nuestra comunicación no verbal. De cómo moverse en un escenario, de qué posturas pueden transmitir más cercanía o no, de cómo mostrarte seguro e, incluso, de cómo cambiar tu estado de ánimo a través de tu corporalidad, pero a la vez es un doble juego. Hay que ser uno mismo y comunicar desde tu propia esencia, porque cuando quieres ser lo que no eres, se nota.

P.- Al igual que gran parte del mensaje se pierde en las conversaciones escritas por las aplicaciones de mensajería, ¿se puede perder el mensaje de la comunicación no verbal a través de los vídeos de redes sociales?
R.- Yo creo que no se pierde, pero podemos encontrar algunas barreras y cierta manipulación. Cuando estamos grabando algo para redes, podemos impostar y hacer gestos que en un momento determinado pueden querer transmitir ciertas cosas. Cuando tú sabes que puedes impostar y si sabes trabajarlo bien, puedes ganar puntos a favor, pero en el día a día, cuando la distancia es corta, nuestro ojo lo detecta y ahí es más complicado engañar.

CRISTINA-SORIA-3
Cristina también imparte formaciones sobre comunicación no verbal

P.- Hay culturas que son más expresivas que las otras, como somos los españoles o los italianos. En ese sentido, ¿cómo dirías que somos los aragoneses?
R.- La geografía creo que forma el carácter de las personas y nosotros somos un lugar de paso. Yo creo que ese cruce de caminos nos ha identificado con una personalidad muy abierta y muy sociable. Y luego somos gente muy potente y con mucha fuerza y creo que corporalmente nos da ciertas características. Lo que pasa es que luego nos vamos mezclando con otras culturas y se van diluyendo nuestras propias expresiones.

Cuando Paul Ekman empezó a estudiar las microexpresiones, decía que solamente tienen que ver con nuestras emociones, son innatas en el ser humano y son universales. Da igual que tú seas japonés, africano, de Nueva York, judío, árabe… las emociones, hombre-mujer, diferente cultura, diferente edad, se expresan de la misma forma en nuestro rostro. ¿Qué quiero decir con esto? Que nosotros, de base y de esencia, por nuestro lugar y por nuestra forma de ser, por nuestra característica, como esencia raíz aragonesa, podemos tener cierto comportamiento no verbal, pero con toda la mezcla que hay, con todo lo que viajamos ahora mismo, con la globalización, con estar en otras culturas, al final, quizás, haya parte de esa esencia que se pierda.

CRISTINA-SORIA-2
Cristina cuenta con ocho libros publicados

P.- Además de ser coach y periodista, también eres escritora y actualmente ya cuentas con ocho libros, ¿qué cuentas en ellos?
R.- Mis libros siempre han sido muy relacionados con la autoestima, con la seguridad, con superar objetivos y retos… son temas muy relacionados con la autoayuda. Ya había hablado de seguridad, de autoestima, de fortaleza, de retos, de objetivos, de la emoción de la tristeza, de hábitos saludables también y en mi último libro hemos abierto un paraguas distinto y ha sido el tema de las parejas.

Mis libros siempre han sido muy relacionados con la autoestima, con la seguridad, con superar objetivos y retos…

“El libro que salvará tu relación de pareja” está asentado un poco en mi trayectoria personal. Llevo casada 24 años con la misma persona, y aguantar y superar los obstáculos te da cierta autoridad para hablar de que las parejas no son perfectas.

No creo que la imagen idílica que se nos ha vendido de las parejas sea la real. Yo me enamoro de alguien, me caso y ahora mantengo una relación en el tiempo porque me he casado o me enamoré hace 20 años. Si no te lo trabajas, es muy complicado mantenerlo. Entonces, con cierto humor y con cierta ironía, hablamos de diferentes etapas que pasamos las parejas y qué podemos hacer para superar esos obstáculos que están.