Consumo realiza en el "Black Friday" controles sobre la publicidad y los precios en las grandes cadenas

El próximo viernes, 25 de noviembre, se celebra el "Black Friday", una cita en los comercios con grandes descuentos. La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios realizará controles específicos sobre la publicidad y los marcajes de los precios en las grandes cadenas. Además, recomienda no comprar por impulso y asesorarse.

Zaragoza.- La celebración del "viernes negro" o "Black Friday" ha comenzado a popularizarse en España, también en Aragón, y este año coincide con el próximo 25 de noviembre. La Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios tiene previsto realizar controles específicos, especialmente sobre la publicidad y los marcajes de los precios en las grandes cadenas. 

"El consumidor que se sienta afectado debe de acudir a atención al cliente de la empresa vendedora y, en todo caso, si es necesario, tiene derecho a que se le facilite una hoja de reclamaciones con la cual dirigirse a la administración", ha explicado el director general de Protección de Consumidores y Usuarios, Pablo Martínez. "Siempre recomendaremos comprar en establecimientos que estén adheridos al sistema arbitral de consumo, lo cual supone siempre una garantía de calidad", ha añadido.

También hay que hacer hincapié en que la factura o el justificante de pago es imprescindible para poder realizar cualquier actuación, de ahí que no sólo convenga exigirlo en el caso de que no sea facilitado, sino que debe conservarse, al menos durante esos dos años posteriores a la adquisición. 

Además, la Dirección General Protección de Consumidores y Usuarios ha recomendado asesorarse antes de comprar para saber qué es lo que nos conviene, sobre todo en material electrónico, y no hacer compras por impulso y adquirir solo aquello que realmente necesitemos. 

En el portal de compras de Amazon.es España, el pasado "Black Friday" se convirtió en el día de más ventas de la historia, con más de 500.000 productos vendidos, es decir, una media de 350 pedidos por minuto. Este año, según la Asociación Española de la Economía Digital (Adigital), se esperan unas ventas de casi 1.300 millones de euros en España, un 13,12% superior a la que se alcanzó en 2015, lo que representará aproximadamente un 5,3% del volumen total en términos de facturación del comercio electrónico en España durante 2016.

En datos de reclamaciones registrados por la Dirección General de Protección de Consumidores y Usuarios en Aragón la modalidad del comercio electrónico no es un problema mayoritario. Solo el 1,04% de los consumidores ha requerido una atención, bien de consulta o de quejas. Por otro lado, con relación a los bienes o servicios comprados por Internet, el número de reclamaciones se sitúa en torno a un 4,5%, cifra en consonancia con los datos recogidos en años precedentes.

Teniendo todo esto en cuenta, conviene saber que en el caso de las compras por Internet, el comprador tiene derecho a desistir en el plazo de catorce días naturales a contar desde la recepción del producto o la formalización del contrato y que el plazo de garantía es el mismo que si de un comercio tradicional se tratase.