La Cofradía de Cristo Abrazado a la Cruz y de la Verónica destina los fondos de su gala al comedor social de la Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen

La XIII Gala Lírica se celebra el próximo 25 de febrero en la Sala Mozart del Auditorio y las entradas, que ya se pueden adquirir, cuestan 20 euros
gala
photo_camera Bajo el lema "Zarzuela, tradición viva", la cita tendrá lugar en la Sala Mozart del Auditorio

La Cofradía de Cristo Abrazado a la Cruz y de la Verónica organiza, el próximo 25 de febrero, la XIII Gala Lírica en apoyo al comedor social de la Parroquia de Ntra. Sra. del Carmen. Esta institución, que recibirá la recaudación del evento, alimenta diariamente a más de 250 personas.

Bajo el lema "Zarzuela, tradición viva", la cita tendrá lugar, a las 19.00 horas, en la Sala Mozart del Auditorio de Zaragoza.

En esta edición, el Teatro Lírico de Zaragoza presentará un espectáculo donde destaca la riqueza de la zarzuela, acompañado por coreografías del Grupo Folklórico D'Aragón. La gala contará con la participación de alrededor de cien artistas sobre el escenario.

El programa de la gala incluirá fragmentos de célebres zarzuelas como como La Calesera, El Bateo, y Luisa Fernanda, así como el estreno absoluto del preludio de "La Fiesta del Santo". Esta última, una zarzuela de producción propia, es una composición magistral del director musical, José Félix Tallada, con libreto de Carmen Muñoz.

COMPRA DE ENTRADAS

La adquisición de las entradas, cuyo precio es de 20 euros, podrá realizarse desde diversos canales. Los interesados podrán realizar la compra en las taquillas del Auditorio y a través del portal web y cajeros automáticos de Ibercaja.

Adicionalmente, las entradas estarán disponibles en la Parroquia del Carmen, tanto en la portería como durante el ingreso y la salida de las ceremonias litúrgicas. Con el propósito de recolectar fondos para esta causa, se ha establecido una cuenta denominada "Fila Cero".

SOLIDARIDAD

Este evento destaca como una de las iniciativas más relevantes de la cofradía en el ámbito de su obra social, estrechamente ligada a la Parroquia del Carmen, su sede canónica. La cofradía, fundada en 1992, anima a todos los zaragozanos a dirigir sus esfuerzos hacia la solidaridad con aquellos que enfrentan desafíos en la sociedad, como los usuarios del comedor social, y reafirmando así su compromiso con el bienestar comunitario.