La Casa de la Comunidad Valenciana en Zaragoza manda “fuerza, valor y apoyo” a los afectados

El aparatoso incendio sucedido en Valencia deja "desolada" a la Casa de la Comunidad Valenciana en Zaragoza.
valencia
photo_camera La presidenta de la Casa de la Comunidad Valenciana ha querido mandar “fuerza, valor y apoyo” a todos sus vecinos valencianos. Foto: fotokike.es (Facebook Casa de la Comunidad Valenciana en Zaragoza).

“Tengo facilidad de palabra, pero hoy no las encuentro. Solo tengo un sentimiento profundo de tristeza, me duele el alma”. Estas son las palabras de la presidenta de la Casa de la Comunidad Valenciana en Zaragoza, Clara Perales, al intentar expresar cómo se siente ella y todos los miembros de la organización que representa ante el catastrófico incendio sucedido en la tarde de ayer en Valencia. Un aparatoso incendio en dos bloques de pisos de la avenida del Maestro Rodrigo que por el momento deja cuatro fallecidos, 15 heridos y entre 9 y 15 personas desaparecidas, a la espera de los bomberos puedan inspeccionar el interior para su búsqueda.

La Casa de la Comunidad Valenciana que hace tan solo unos días celebraba “con alegría” la fiesta en la que escogían a las Reinas de la Casa con motivo de las inminentes Fallas, se encuentra en estos momentos “desolada” por la situación. “Fue un día de gloria, y luego ha llegado el disgusto”, ha expresado Perales, todavía emocionada ante lo sucedido. “Estamos muy tristes, es muy doloroso ver cómo ha quedado la casa”, ha manifestado.

El incendio ha calcinado dos edificios contiguos del barrio de Campanar. Precisamente delante de esos bloques viven algunos amigos de Clara Perales que le han transmitido que “ha sido horrible” vivirlo tan de cerca y que aún pueden oler el humo en el aire: “Están afectadísimos, como todos”.

La presidenta de la Casa de la Comunidad Valenciana ha querido mandar “fuerza, valor y apoyo” a todos sus vecinos valencianos y sobre todo a aquellas personas que han perdido su casa y a los familiares de los fallecidos. Aunque considera que “es muy difícil consolar por mucho que esté con ellos” y, además, siente mucha “impotencia” por el sentimiento que lleva dentro sin “saber qué hacer para ayudar”.

Desde la institución planean realizar un acto o una misa para poder reunirse todos juntos “y rezar a la virgen de los desamparados”, pero esto sucederá más adelante porque está a la espera de los acontecimientos. “Desde Zaragoza tenemos que mandar fuerza y energía a todos los valencianos y los afectados”, ha exclamado.

Perales ha querido agradecer también cómo se está volcando la ciudad de Zaragoza y el cariño que le están transmitiendo a su organización desde el resto de Casas Regionales de la comunidad.