Caldoso, con bogavante o aragonés: diez propuestas para disfrutar de un buen arroz en Zaragoza

Paella con mejillones y langostinos
photo_camera En Zaragoza no hay playa pero podemos disfrutar de una rica paella con un entorno idílico

En Zaragoza no hay playa y no se puede disfrutar de una paella a orillas del mar. Pero lo cierto es que la ciudad cuenta con el río Ebro y las playas artificiales del Parque del Agua para compensar la falta de mar. Además, las arrocerías de la capital aragonesa poco tienen que envidiar a las de la Comunidad Valenciana. De bogavante, marisco, de carne, mixto, más caldoso e incluso auténtico arroz aragonés son algunas de las propuestas gastronómicas de las que se puede disfrutar en Zaragoza. Para todos los gustos y comensales, estas son algunas de las arrocerías más playeras cuyos sabores llevarán el paladar hasta la costa.

BULEBAR ZENTRO

En el restaurante BuleBar Zentro (paseo de los Rosales) los arroces y las paellas son su plato estrella. Entre sus arroces hay gran cantidad de variedad como el de bacalao y alcachofas al horno, arroz caldoso con bogavante, de calamares y azafrán, arroz caldoso de gambones y chipirones y una larga lista de opciones.

En el restaurante BuleBar Zentro los arroces y las paellas son su plato estrella

Para aquellos que sean más de risotto también hay variedad, en concreto uno de hongos con virutas de foie y otro de pulpo y calamares. Todos ellos se pueden acompañar con algunos de sus platos de centro como los huevos rotos BuleBar, los mejillones a la sartén, la ensalada de burrata, el pulpo a la brasa o las alcachofas al gratén con jamón ibérico y patata trufada.

WENCESLAO

Bajo la fórmula de Menú Degustación, el Restaurante Wenceslao (calle Mariano Supervía, 33) prepara cada semana una oferta que consiste en dos entrantes fijos y tres opciones para el plato principal, una carne, un pescado y un arroz para un mínimo de dos personas, así como un postre.

En el Restaurante Wenceslao una de las mejores propuestas es el arroz

Una de sus propuestas imprescindibles es sin duda el arroz. Cocinados al momento, entre los más demandados están el arroz negro con chipirones y el arroz cremoso de bacalao y carabineros. En este local no faltan los clásicos como los boquerones fritos al orio, los garbanzos con sepia y gambón, los chipirones con piquillos asados a la leña y las alcachofas fritas con foie o jamón.

ARROCERÍA RUSIENTE

Se definen a sí mismos como “arroceros” y no es para menos. En la Arrocería Rusiente (avenida Gertrudis Gómez de Avellaneda) utilizan siempre que pueden producto aragonés y sus comensales pueden disfrutar de una cocina casera aragonesa, así como de gran variedad de platos sin gluten.

Los comensales de la Arrocería Rusiente pueden disfrutar de una cocina casera aragonesa

Los arroces que ofrecen son mínimo para dos personas y prácticamente todos los que hay en su carta son aptos para celiacos. Algunas de sus propuestas son la paella mixta con solomillo, pollo, calamares y gambones, la paella de la huerta aragonesa, el arroz caldoso con bogavante, el arroz de pato, hongos y foie o el arroz negro escoscao con chipirones de anzuelo y gambones. Para los que prefieren el risotto en este caso “risotico”, se pueden elegir deliciosas opciones como el de hongos y virutas de foie, de longaniza de Graus, de pulpo o de pato.

BUNKER BAR

Ir al restaurante Bunker Bar (calle Jerónimo Zurita, 20) es vivir una auténtica experiencia. Una pequeña jungla, un auténtico búnker con vistas a una de las calles con más vida de Zaragoza en el que priman los arroces, las carnes a la brasa y los buenos cócteles.

Ir al restaurante Bunker Bar es vivir una auténtica experiencia gastronómica

En el caso de los arroces, tienen que ser mínimo para dos comensales y las opciones son de lo más variadas y para todos los gustos. Arroz de verduras, arroz del señorito, arroz negro de chipirones, arroz meloso de carrillera de ternera, arroz de carabineros, de confit de pato o de bogavante. Además, una de las opciones más originales es el risotto de portobello y torreznos y la fideuá de rape y langostinos.

UROLA

Movidos por la pasión por su trabajo y la profesionalidad, son esos valores los que luego se ven reflejados en los platos de Urola (calle San Juan de la Cruz, 9). Fieles a la tradición, cada semana ofrecen una amplia variedad de propuestas donde no faltan las verduras frescas y el buen pescado.

Otra opción diferente a la paella tradicional es la fideuá de carabineros

En el apartado con cuchara, se encuentran algunas de las deliciosas propuesta de arroces. Es el caso del arroz negro de chipirones, el arroz al horno de pato y butifarra. Otra opción diferente a la paella tradicional es la fideuá de carabineros o la caldereta de langosta a la Mallorquina. Como no podía ser de otra manera, aquellos que sean más de risotto, cuentan con un clásico: el de boletus y foie gras.

EL FORO

Uno de los platos más virales en Internet del restaurante El Foro (calle Eduardo Ibarra, 4) es su pasta carbonara hecha al momento sobre un gran queso. Lo cierto es que para aquellos que son más amantes del arroz, la caldereta de bogavante hará que todos los comensales quieran volver a repetir la experiencia.

La cocina de este local se inauguró en 1998

A nivel de arroces, otro de los platos que más triunfa es su risotto de setas y hongos al parmesano al aroma de trufa. La cocina de este local se inauguró en 1998 y se convirtió en una cocina de referencia en la ciudad de Zaragoza retomando la tradición de hacer los platos delante del cliente y con un jefe de cocina, Pedro Antonio Martín, reconocido cocinero en Aragón con más de 35 años de experiencia.

RESTAURANTE TERRAZA EL LAGO

Ahora que se acerca el buen tiempo, lo que más apetece es comer en una terraza. La sutil brisa del lago en tu piel hace sentir por un momento que te has transportado a la playa. En la Terraza del Lago (parque del Canal Prolongación) se pierde la noción del tiempo y se puede disfrutar de uno de los atardeceres más mágicos de Zaragoza.

El Lago ofrece arroces con vistas inmejorables

Uno de sus platos por excelencia son los arroces y es que los hay de prácticamente de todo tipo. Arroz meloso con carabineros, paella de marisco, arroz del señorito, paella mixta, arroz negro con chipirones, arroz con bogavante o con verduras son solo algunas de las propuestas de esta privilegiada terraza zaragozana.

LA BOCCA MEDITERRANEAN DELI

El restaurante La Bocca Mediterranean Deli (calle Madre Vedruna) recuerda con nostalgia a la decadencia de las ciudades mediterráneas con un ambiente cosmopolita y bohemio del interiorismo que lo convierte en un espacio cálido y acogedor. Además de una amplia variedad de tapas y raciones cuentan con un apartado único de arroces.

Además de una amplia variedad de tapas y raciones, la Bocca cuenta con un apartado único de arroces

El arroz con secreto ibérico y boletus, arroz del señorito con zamburiñas y gambones y el arroz con bogavante. Otra de las opciones diferente a los arroces es el risotto funghi, un arroz cremoso con setas y aroma de trufa blanca al parmesano. Para acompañar, algunas de las recomendaciones del chef son la tortilla trufada, el maki de panceta o el burrote aragonés de pollo al chilindrón con huevo frito de corral.

RESTAURANTE NATIVO

Durante el fin menú de fin de semana, el restaurante Nativo (avenida Juan Carlos I) se viste de gala, con el arroz cremoso con sepia sin su tinta y verduritas. Además de esta propuesta, sin duda, la más llamativa es el arroz aragonés, pasado por la brasa y acompañado de secreto ibérico.

Uno de los platos a elegir en el menú es el arroz cremoso con gambón y chipirones

Muchas personas se ven obligadas a comer fuera de casa por su horario laboral, y como ocurre en la gran mayoría de establecimiento, el Nativo también cuenta con un menú ejecutivo de lunes a viernes y uno de los platos a elegir es el arroz cremoso con gambón y chipirones que se puede acompañar con uno de sus primeros como el salmorejo, potaje de garbanzos, huevos rotos o canelones con salsa de boletus.

MAZMORRA BY MACERA

Surgió en 2018 como un restaurante diferente y el objetivo de adaptar una sala de billares a un local de comida mediterránea. Con una estética que recuerda a las tabernas irlandesas, Mazmorra by Macera (valle de Broto, 18) trabaja siempre con alimentos de primera calidad y entre sus especialidades destacan sus carnes asadas a baja temperatura acompañadas de una guarnición de patatas caseras asadas.

Surgió en 2018 como un restaurante diferente

Aunque sin duda, uno de los grandes triunfadores es el arroz Brazal, cremoso trufado de carne a baja temperatura con virutas de jamón y queso grana padano y su otra gran propuesta es el risotto de boletus con virutas de foie. Ambos se pueden acompañar de algunos de los entrantes que ofrece el restaurante como la ensalada de tomate rosa, las flores de alcachofa o el tartar de tomate.