62 MILITARES FALLECIDOS

La Audiencia Nacional revisa el martes el cierre de la investigación sobre la contratación del Yak-42

La Audiencia Nacional revisa el martes el cierre de la investigación sobre la contratación del Yak-42. En la causa estaban imputados el exjefe del Estado Mayor de Defensa (Jemad), almirante general Antonio Moreno Barberá, y el entonces jefe del Estado Mayor Conjunto (Emacon), el general de división Juan Luis Ibarreta.

Madrid (Servimedia).- La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional revisará este martes la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de archivar la causa abierta contra seis miembros de la cúpula militar del exministro de Defensa Federico Trillo por las irregularidades en la contratación del Yak-42, el avión que se estrelló en Turquía el 26 de mayo de 2003, provocando la muerte de 62 militares españoles que regresaban de Afganistán.

Los magistrados de la Sección Cuarta de lo Penal escucharán este martes los argumentos de los familiares de las víctimas, quienes han recurrido la decisión de Grande-Marlaska. En la vista de apelación también intervendrán la Fiscalía, que se adhirió al recurso de los familiares, y la defensa de los militares. La ponente de la resolución será la magistrada Carmen Paloma González Pastor, según informaron fuentes de la Audiencia Nacional.

Grande-Marlaska, que ahora es presidente de la Sala de lo Penal, decidió el pasado 2 de febrero archivar la causa al considerar que los seis militares imputados no tenían capacidad para haber evitado el siniestro y que existe por lo tanto "ausencia de responsabilidad penalmente relevante".

Tripulación del avión

El entonces titular del Juzgado de Instrucción número 3 reconoció la gravedad de los hechos, así como "las dificultades del transporte de tropas y material a un área tan distante y en conflicto", pero señaló que la responsabilidad es atribuible a la tripulación del avión, "que no estaba preparada".

"No fueron las circunstancias relativas al estado y mantenimiento de la aeronave las causas, ni directas ni indirectas, del siniestro, sino la preparación concreta de la tripulación para maniobrar en un aeropuerto de las características citadas", indicó el juez en el auto en referencia al aeródromo de Trabzon (Turquía), rodeado por montañas y en cuyas proximidades se estrelló el avión.

Grande-Marlaska tomó esta decisión en contra del criterio de la Fiscalía, que había solicitado el inicio de la fase de preparación del juicio oral para sentar en el banquillo de los acusados a los seis militares imputados. Los familiares de las víctimas también se pronunciaron en este sentido.

Militares exonerados

En la causa estaban imputados el exjefe del Estado Mayor de Defensa (Jemad), almirante general Antonio Moreno Barberá, y el entonces jefe del Estado Mayor Conjunto (Emacon), el general de división Juan Luis Ibarreta.

Dentro de la División de Operaciones del Emacon, también estaban imputados en la causa el contralmirante José Antonio Martínez, el coronel Joaquín Yáñez y el comandante Alfonso Elías Lorenzo.

Por último, Grande-Marlaska imputó el pasado mes de abril al militar Abraham Ruiz López, quien entre los años 2002 y 2003 fue el enlace de la División de Planes del Emacon (el Estado Mayor Conjunto de la Defensa) ante la Namsa, la agencia de la OTAN que subcontrató para España el Yak-42.

Estos seis mandos militares, para los que Grande-Marlaska ha dictado el sobreseimiento libre, estaban acusados de 62 delitos de homicidios por imprudencia grave por su participación en la contratación del avión.