La Audiencia archiva definitivamente la causa por la contratación del Yak-42

La Audiencia Nacional ha archivado definitivamente la causa por la contratación del Yak-42. Los magistrados señalan que los seis militares que estaban imputados "no han llevado a cabo ninguna acción generadora de un riesgo ni ostentaban ni asumían la condición de garantes de que el resultado no se produjera".

Madrid (Servimedia).- La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado la decisión del juez Fernando Grande-Marlaska de archivar la causa abierta contra seis miembros de la cúpula militar del exministro de Defensa Federico Trillo por las irregularidades en la contratación del Yak -42, el avión que se estrelló en Turquía el 26 de mayo de 2003, provocando la muerte de 62 militares españoles que regresaban de Afganistán.

Los magistrados de la Sección Cuarta de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, presididos por Ángela Murillo, han tomado esta decisión al rechazar los recursos interpuestos por los familiares de las víctimas contra el archivo.

Los magistrados de la Sala de lo Penal avalan ahora la interpretación de Grande-Marlaska y señalan que los seis militares que estaban imputados "no han llevado a cabo ninguna acción generadora de un riesgo ni ostentaban ni asumían la condición de garantes de que el resultado no se produjera".

"El desgraciado resultado no hubiera podido ser evitado mediante una hipotética acción omitiva", señala el auto dictado este viernes.

El tribunal indica, además, que "el aparato disponía de los equipos que exige la normativa para operar en la Unión Europa" y que "contaba desde julio de 2002 con la acreditación otorgada por la Subdirección General de Explotación del Transporte Aéreo para operar con servicios no regulares a España".

Grande-Marlaska, que ahora es presidente de la Sala de lo Penal, decidió el pasado 2 de febrero archivar la causa al considerar que los seis militares imputados no tenían capacidad para haber evitado el siniestro y que existe por lo tanto "ausencia de responsabilidad penalmente relevante".

El entonces titular del Juzgado de Instrucción número 3 reconoció la gravedad de los hechos, así como "las dificultades del transporte de tropas y material a un área tan distante y en conflicto", pero señaló que la responsabilidad es atribuible a la tripulación del avión, "que no estaba preparada".

"No fueron las circunstancias relativas al estado y mantenimiento de la aeronave las causas, ni directas ni indirectas, del siniestro, sino la preparación concreta de la tripulación para maniobrar en un aeropuerto de las características citadas", indicó el juez en el auto en referencia al aeródromo de Trabzon (Turquía), rodeado por montañas y en cuyas proximidades se estrelló el avión.

Militares exonerados

En la causa estaban imputados el exjefe del Estado Mayor de Defensa (Jemad), almirante general Antonio Moreno Barbera, y el entonces jefe del Estado Mayor Conjunto (Macon), el general de división Juan Luis Ibarreña.

Dentro de la División de Operaciones del Macon, también estaban imputados en la causa al contralmirante José Antonio Martínez, el coronel Joaquín Yáñez y el comandante Alfonso Elías Lorenzo.

Por último, Grande-Marlaska imputó el pasado mes de abril al militar Abraham Ruiz López, quien entre los años 2002 y 2003 fue el enlace de la División de Planes del Macon (el Estado Mayor Conjunto de la Defensa) ante la Nampa, la agencia de la OTAN que subcontrató para España el Yak -42.

Estos seis mandos militares, para los que Grande-Marlaska ha dictado el sobreseimiento libre, estaban acusados de 62 delitos de homicidios por imprudencia grave por su participación en la contratación del avión.

Más en SOCIEDAD