Así han celebrado el premio en Alhama de Aragón: “Es una alegría muy grande”

Así han celebrado en Alhama de Aragón los 900.000 euros en premios que han caído en la localidad.
photo_camera Así han celebrado en Alhama de Aragón los 900.000 euros en premios que han caído en la localidad.

A grito de ¡Manoli, Manoli!, se despertaba está mañana esta vecina de Alhama de Aragón y es que no eran para menos los gritos porque les había tocado la lotería del Sorteo de Navidad. Y no solamente a Manoli, sino a la Asociación de Mujeres de Alhama de Aragón de la que ella es presidenta y a prácticamente toda esta localidad zaragozana.

“Es una alegría muy grande”, decía con una sonrisa que no se ha podido quitar Manoli desde que está mañana anunciasen que el número 88.979 saliese del bombo como el tercer Quinto del día. Un total de quince series (es decir, 900.000 euros) a repartir entre los vecinos de Alhama de Aragón. Lo anecdótico es que todos ellos los habían comprado en Ateca, su pueblo vecino.

Hoy Alhama se ha convertido en una fiesta y con la euforia y la alegría, “hemos estado todo el rato por ahí y he cogido y me he ido a comer fuera”, relataba Manoli quien no ha dejado de repetir lo contenta que estaba.

Después de la euforia y el champán llega la calma y el momento más importante: cobrar el dinero. La realidad es que aunque la gente había pagado 5 euros por cada décimo, únicamente jugaban 4,20 euros ya que los 80 céntimos restantes van destinados a la Asociación. “Irán destinados a las actividades que hacemos en verano aunque también ahora en Navidad que preparamos en la Casa Palacio caramelos y un montón de cosas”, explicaba Manoli.

“Este año he salido con muchísima alegría a vender”, seguía explicando esta agraciada vecina y parece ser que se ha convertido en una especie de amuleto que ha contagiado esa alegría a todos los rincones de Alhama que hoy amanecía con frío aunque con un poco más de dinero en sus cuentas bancarias.

Cuando le preguntan a Manoli por el destino de su propio pellizco de premio lo tenía muy claro, “le daré a mi nieta un poco que tiene tres años”, y es que si hay algo que nada puede comprar ni tan siquiera el sorteo de la Lotería son esas abuelas que deberían ser eternas.

Aunque eso sí, siempre es mejor prevenir que curar y Manoli lo sabe bien porque como ella misma reconoce “ahora está todo muy caro”, así que parte de lo que le ha tocado lo guardará “porque no sabemos lo que puede venir”.