Cinco arrestados y cuatro imputados por favorecimiento de la inmigración ilegal

Cinco personas han sido detenidas y otras cuatro imputadas por el presunto delito de favorecimiento de la inmigración ilegal y contra el derecho de los empleados. El grupo detenido les manifestaba a los trabajadores, que el porcentaje que se quedaba, del 50% era necesario para el mantenimiento de la empresa y la inversión en publicidad.

Zaragoza.- Agentes del Grupo de Investigación de la Unidad Contra las Redes de Inmigración y Falsedades (Ucrif), de la Jefatura Superior de Policía de Aragón, han desarticulado una organización dedicada al favorecimiento de la inmigración ilegal.

En total, han sido detenidas cinco personas y otras cuatro han resultado imputados como presuntos autores de un delito de favorecimiento de la inmigración, coacciones, amenazas, falso testimonio y contra los derechos de los trabajadores.

El ámbito de actuación de esta organización delictiva se centraba en el cuidado de personas enfermas o de edad avanzada, tanto en domicilios particulares como en diferentes centros hospitalarios de la Zaragoza, siempre sorteando cualquier normativa del ámbito administrativo o penal.

La responsable de la red había conformado una organización perfectamente estructurada, publicitando sus servicios en lugares de acceso público de los centros hospitalarios, en los que incluso se anunciaban como titulados, como auxiliares de geriatría, lo que se ha comprobado posteriormente, que es falso.

Según fuentes policiales, ésta contactaba con las personas que se interesaban por su “oferta laboral”, siendo ella misma quien se encargaba de cobrar lo estipulado, entregando una cantidad próxima al 50% si el “trabajador” estaba en situación de regularidad en España, y en un porcentaje menor si su situación era irregular. De esta forma, abusaba de la situación de necesidad de los ciudadanos extranjeros, a los que llegaban a ofrecer préstamos económicos con un interés que podría considerarse de usurero, según fuentes de la Policía Nacional.

Estas cantidades de dinero no pasaban por ningún tipo de control administrativo o fiscal, ni las trabajadoras estaban dadas de alta en el Régimen General de la Seguridad Social, manifestándoles que ese porcentaje era necesario para el mantenimiento de la empresa y la inversión en publicidad.

Por este motivo, los detenidos han sido trasladados a las dependencias policiales para la elaboración del correspondiente atestado policial, pasando junto con todo lo actuado a disposición de la Autoridad Judicial.