“Aragón ye trilingüe” sale a la calle para exigir la aprobación de la Ley de Lenguas

La coordinadora “Aragón ye trilingüe”, colectivo que exige la aprobación de la Ley de Lenguas y la defensa del uso del aragonés y el catalán como lenguas propias de la Comunidad, se ha manifestado este sábado para mostrar a la ciudadanía sus reivindicaciones. "La situación de estas lenguas en Aragón es precaria", afirman.

Zaragoza.- Reivindicar la Ley de Lenguas y el uso del aragonés y el catalán como lenguas propias en Aragón. Es el objetivo principal que ha sacado a la calle a la coordinadora “Aragón ye trilingüe”, en una manifestación que ha recorrido el centro de Zaragoza y ha culminado ante el Palacio de la Aljafería, sede de las Cortes de Aragón, donde los organizadores han leído un comunicado en las tres lenguas.

Marco Antonio Joven, miembro de la coordinadora, ha denunciado que la situación de las lenguas de Aragón “es precaria. Se están muriendo”. “El Gobierno de Aragón tiene constancia de esta situación y prometió una Ley de Lenguas en menos de un año de legislatura, y llevamos dos; la ley de lenguas se ha congelado y la situación de muerte no se congela. Tenemos que conseguir que esta situación cambie a nivel social y legislativo”, ha apuntado. En este sentido, desde esta convocatoria, se quiere trasladar un interés cultural a los ciudadanos, “que haya información, porque muchas veces con el tema de las lenguas adquieren un sentimiento política e identitario. Tiene que ser cultural, que la gente lea, viaje y compruebe a las propias zonas lo que hay”, ha afirmado.

Por su parte, el presidente de la Asociación Cultural del Matarraña, José Miguel Gracia Zapater, ha criticado que “Aragón es la única Comunidad española que no cumple la Constitución en lo que refiere a las lenguas, porque el artículo tercero dice que las otras lenguas también serán oficiales en sus correspondientes territorios de acuerdo con sus estatutos”. En este sentido, ha añadido que el estatuto aragonés “todavía no ha regulado nada y no se cumple la constitución. A pesar de que la ley del patrimonio aragonés también reconoce como lenguas propias al aragonés y al catalán, además del castellano”.

Por todo ello, reivindican una Ley de Lenguas “como debe de ser” para, a partir de ahí, con ella como instrumento, “proteger las dos lenguas minoritarias, el catalán y el aragonés. Queremos reconocer el derecho de las minorías, que son patrimonio no sólo de los hablantes sino de todo Aragón”, ha concluido Gracia.