Aragón implanta por primera vez un marcapasos en el estómago para adelgazar

La clínica Quirón (Zaragoza) ha implantado por primera vez un aparato en el estómago que hace que las personas se sacien antes mediante impulsos eléctricos. La operación ha sido realizada por el doctor Jorge Solano, especialista en obesidad y la diabetes. La paciente ha sido una mujer de 34 años que ya ha sido dada dada de alta.

Zaragoza.- Una paciente ha sido intervenida en Aragón para implantarle el primer marcapasos en el estómago para adelgazar. El aparato es capaz de detectar cuando la persona come o bebe y emite unos impulsos eléctricos que hacen que se sienta saciada cuanto antes. La intervención ha sido realizada por el doctor Jorge Solano, especialista en el campo de la cirugía de la obesidad y la diabetes, en la clínica Quirón. La paciente ha sido una mujer de 34 años que ha sido dada de alta doce horas después de la operación.

La tecnología utilizada para esta intervención es muy sencilla y muy similar a la del marcapasos cardíaco. El sistema se implanta mediante cirugía laparoscópica a través de tres o cuatro orificios. El procedimiento se limita a la cara anterior del estómago, por lo que no requiere retraer el hígado. Así, el electrodo estimulador se coloca en la curvatura menor del estómago, cerca de la denominada pata de ganso. A continuación, la sonda que detecta si en el estómago entra comida o bebida se inserta a través de la pared del estómago.

El sistema registra incluso los momentos en los que el paciente hace ejercicio.

Estos datos pueden ser transferidos a dispositivos externos mediante una conexión inalámbrica, lo que permite al médico conocer los hábitos dietéticos y de conducta del paciente y ayuda a establecer estrategias para luchar contra su obesidad. A su vez, los pacientes pueden ver esa información en un ordenador y utilizarla para elaborar un diario en línea con su balance calórico diario.

La novedad de este dispositivo consiste en que no altera el sistema digestivo, ya que no es preciso seccionar el estómago o el intestino, por lo que sus efectos secundarios son mínimos. "En estos pacientes casi todas las operaciones implica que tenemos que cortar estómago y/o intestino. La novedad ha consistido en que a esta paciente le hemos implantado un marcapasos parecido al cardíaco solo que diseñado para ser colocado con un electrodo en el estómago por lamparoscopia sin abrir. Es una técnica sencilla y corta que no dura más de dos minutos", ha detallado el doctor en declaraciones a ARAGÓN PRESS.

Además, la intervención es sencilla y, por lo tanto, los riesgos y complicaciones son ínfimos, lo que abre las puertas no sólo al tratamiento de la obesidad en adultos, sino también en adolescentes, entre los cuales la obesidad va en aumento en nuestro país.

Según el doctor Solano, “esta técnica ya se está utilizando con éxito en otros países, como por ejemplo en Alemania, donde se están consiguiendo adelgazamientos sustanciales sin sufrir efectos secundarios. De todas formas, para que la intervención tenga más efecto, a los pacientes se les recomienda, tras la implantación, que sigan una dieta saludable”.

El doctor Solano ya logró otro hito en la medicina de Aragón en febrero del año pasado cuando llevó a cabo una cirugía metabólica para eliminar la diabetes a un paciente con diabetes tipo II mediante la derivación del duodeno.