SANIDAD

Aragón imparte un curso pionero de cirugía oncológica mamaria y de vulva

El Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud y el Hospital Universitario Miguel Servet de Zaragoza han organizado un curso pionero de cirugía ginecológica de cáncer para la reconstrucción mamaria y de vulva. La primera edición de este curso cuenta con quince especialistas que imparten clases prácticas a cinco alumnos (médicos).

Zaragoza.- "Permitir que la paciente tenga una calidad de vida mucho mejor", esa es la intención de esta técnica de cirugía oncoplástica que se está enseñando hoy en el Centro de Investigación Médico de Aragón (CIBA), ha explicado la responsable de Unidad de Cirugía Experimental en el Instituto Aragonés de Ciencias de la Salud (AICS), Cristina Pastor.

La finalidad de este curso es que "los alumnos, que ya son especialistas, conozcan estos procedimientos y los pongan en práctica en hospitales de Aragón", ha explicado Cristina Pastor, quien ha añadido, que se trata de hacer de éste "un procedimiento habitual".

El director del curso y responsable de Cirugía Experimental Ginecológica del Centro de Investigación Biomédica de Aragón, Pedro Jesús González, ha informado sobre los beneficios que este tipo de intervenciones reportan sobre las pacientes: "Buscamos que se puedan recuperar físicamente tanto la anatomía como la función, para que psicológicamente la mujer no sienta que está mutilada o tiene un defecto del que sentirse avergonzada".

En este sentido, el ginecólogo y obstetra del Hospital de Cruces de Bilbao Juan Antonio Mieza, ha defendido la técnica de reconstrucción mamaria y de vulva ya que, según ha opinado, "el tratamiento del cáncer no es solo extirpar un tumor, es algo más, porque las secuelas de la cirugía pueden alterar la calidad de vida del paciente más que la enfermedad".

Además de la mejor calidad de vida, que se ha comprobado que tienen las pacientes que se operan mediante esta intervención, el cirujano plástico y docente del curso, Julio Delgado, ha destacado que mediante esta técnica también "se evitan complicaciones inmediatas postquirúrgicas",por ello -ha subrayado- "es imprescindible una reconstrucción, porque estas operaciones tienen una tasa de complicaciones altísima".

Las técnicas impartidas en estos cursos prácticos de cirugía oncológica de reconstrucción mamaria y de vulva son "novedosas y se hacen en pocos sitios –sobre todo la de vulva-", ha destacado Cristina Pastor. A este respecto el ginecólogo y obstetra del Hospital de Cruces de Bilbao, ha apuntado que se trata de una técnica "muy infrecuente" y ha añadido que en el mundo solo el "30% de los centros especializados en operaciones oncológicas la llevan a cabo".

Esta línea, González ha afirmado que en Aragón "somos pioneros" en la realización de este curso que según ha explicado, es el fruto de un trabajo de más de tres años.

El curso lo imparten un total de quince docentes médicos expertos y los alumnos son cinco médicos, ginecólogos o cirujanos plásticos. Las "clases" se imparten de manera práctica, ya que las intervenciones se realizan sobre cadáveres donados a la ciencia.