Apuestas y bebidas energéticas centran el IV Plan de Adicciones y la Ley de Adicciones de Aragón

Unas normativas que centrarán en las adicciones de los jóvenes y adolescentes.
Un nuevo Plan de Adicciones que sustituirá al de 2018 y que estará disponible previsiblemente para 2025.
photo_camera Un nuevo Plan de Adicciones que sustituirá al de 2018 y que estará disponible previsiblemente para 2025.

El Gobierno de Aragón pone en marcha la redacción del IV Plan de Adicciones de Aragón para, más adelante, llevar a cabo un anteproyecto de la Ley de Adicciones de Aragón con el objetivo de renovar la anterior normativa de 2001. Estos son los temas principales que ha tratado la Comisión Interdepartamental de drogodependencia de la DGA que se ha reunido esta mañana en el Departamento de Sanidad.

Un nuevo Plan de Adicciones que sustituirá al de 2018 y que estará disponible previsiblemente para 2025. Estará más centrado en el “ámbito juvenil”, puesto que han experimentado un aumento en los últimos años, ha manifestado el consejero de Sanidad, José Luis Bancalero. Sobre todo en aquellas adicciones llamadas comportamentales que no estaban contempladas en las anteriores normativas y que suponen un 10% del total. Estas son la adicción al juego y apuestas deportivas en rangos de edad desde los 15 a los 24 años, y el uso abusivo del móvil e internet a partir de los ocho años.

Cifras que la Directora General de Salud Pública, Nuria Gayán, ha calificado como “muy preocupantes” y por ello, ha propuesto que a partir de ahora los Planes de Adicciones se hagan a cuatro años, en vez de a seis porque, además, “las adicciones son muy cambiantes y tienen una evolución muy rápida”.

Los datos sobre las adicciones con sustancias también alertan a los profesionales. El 33% de la población es fumadora, hecho que “reduce la esperanza de vida en 14 años”, ha apuntado el consejero, quien ha añadido que incrementa un 25% el gasto sanitario. Por otro lado, les preocupa el consumo de alcohol que hacen los adolescentes “por atracones” o el abuso de ansiolíticos que tiene “altos niveles de consumo en España”.

Asimismo, han detectado especialmente un aumento en el consumo de bebidas energéticas mezcladas con alcohol u otras drogas, expresa Gayán, que está generando problemas de salud en los jóvenes. Aunque también el consumo individual “continuado o excesivo” de este tipo de bebidas está teniendo “efectos cardiovasculares potentes que en edades tempranas está provocando taquicardias y problemas de tensión arterial”, ha alertado la presidenta. Una de las mayores empresas que oferta bebidas energéticas ha informado de que sus ventas han aumentado en un 18% en los dos últimos años. Para paliar este problema y poder tratarlo en la nueva ley, Aragón ha creado un grupo específico para aportar datos científicos y buscar el mejor enfoque normativo y establecer una posible prohibición “parcial o total”.

“Todas estas adicciones afectan a los problemas de salud mental y por eso se debe realizar un abordaje en profundidad, con perspectiva y con la implicación total de los profesionales y especialistas”, ha asegurado Bancalero. En este nuevo plan y ley esperan trabajar desde varias Consejerías como la de Educación, Servicios Sociales, Trabajo, Interior y entidades locales.