SANIDAD

Alrededor de 2.200 expertos se dan cita en el XXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de Medicina Interna

El XXVII Congreso Nacional de la Sociedad Española de la Medicina Interna (SEMI) reúne, desde el miércoles al viernes en Zaragoza, a alrededor de 2.200 expertos. El aumento de la cronicidad, la discapacidad, la dependencia y la fragilidad son algunos de los asuntos que se van a abordar en este encuentro científico.

Zaragoza.- El aumento de la cronicidad, la discapacidad, la dependencia y la fragilidad marcan el escenario del Sistema Nacional de Salud en España, según las proyecciones demográficas y las diversas tendencias. Esta es la conclusión del informe "La Visión de la Medicina Interna en la Sanidad del siglo XXI", que se presenta en el marco del Congreso Nacional de la Sociedad Española de la Medicina Interna (SEMI), un acto que tiene lugar en Zaragoza desde este miércoles al viernes. 

En este encuentro científico, reconocido de Interés Sanitario por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, se darán cita alrededor de 2.200 expertos. Tratarán, entre otros temas, la atención a los pacientes crónicos y pluripatológicos, las alternativas a la hospitalización convencional, loa pacientes con riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares y autoinmunes, la atención a los pacientes en los últimos días de la vida, así como múltiples novedades terapéuticas para patologías como insuficiencia cardiaca, diabetes mellitus, hipercolesterolemia o patología infecciosa.

El Congreso será, además, un punto de encuentro entre once sociedades científicas de Medicina Interna de Latinoamérica, Portugal y España. 

Por otra parte, la Sociedad Española de Medicina Interna ha elaborado unos estándares de calidad para garantizar la mejor atención en los procesos que atienden principalmente y que también serán abordados en el marco de este encuentro. Además, ha establecido una comparativa de cómo ha evolucionado la Medicina Interna, que revela datos significativos como un aumento de trastornos o enfermedades (cáncer, malnutrición, demencia y otros problemas mentales, insuficiencia cardiaca…) en los pacientes ya ingresados. 

En este escenario, la Sociedad Española de Medicina Interna ha apuntado que "el hospital deberá experimentar un profundo cambio para insertarse dentro de una red integral de servicios sanitarios y sociosanitarios".