Acusan a un responsable de Correos de Maella de quedarse los giros postales de las multas

Un Jurado Popular juzgará el próximo mes al responsable de Correos de Maella, durante los años 2008 y 2009, por, supuestamente, quedarse el importe de los giros postales de las multas. Los médicos forenses señalan que padece un trastorno de personalidad que le disminuye su capacidad de comprender las injusticias que realiza.

Zaragoza.- Nueve hombres y mujeres del pueblo serán elegidos en junio para juzgar a un responsable de la oficina de Correos de Maella que, supuestamente, se quedó el importe de los giros postales de las multas. En total, según el fiscal, pudo haberse quedado 573,78 euros.

No obstante, el perjuicio que provocó en la entidad ascendió a 951,78 euros porque no sólo tuvo que asumir el pago de los giros correspondientes, sino también los recargos.

El hombre, Miguel Isidro C.R., se enfrenta a tan sólo cinco meses de prisión que pide el Ministerio Fiscal y la suspensión de empleo público por dos años. Una pena baja teniendo en cuenta que los médicos del Instituto de Medicina Legal de Aragón que lo trataron señalan que padece un trastorno de personalidad ansioso depresivo reactivo que le disminuye su capacidad de comprender su capacidad de comprender lo injusto de sus conductas, sin llegar a la inimputabilidad.

Es tal su situación mental que, según el escrito del fiscal, llegó a efectuar una transferencia de 973, 88 euros con beneficiario el Tribunal de Cuentas.

El abogado de la defensa mantiene la libre absolución de su cliente, ya que “no se quedó el dinero para enriquecerse”. “Desde el primer momento, el acusado manifestó que en las fechas en las que ocurrieron los hechos atendía a su madre, anciana y enferma de alzheimer en un grado muy avanzado, y que por dicho motivo prácticamente no dormía y cometía continuos despistes tanto en casa como en el trabajo”, alega en su escrito este letrado.