Ziganda supera su primera prueba de fuego

El entrenador de la Sociedad Deportiva Huesca, Cuco Ziganda, respiró en Alcorcón tras vencer 0-2
Cuco Ziganda en un entrenamiento del Huesca
photo_camera El Huesca quiere seguir creciendo a partir de la victoria. Foto: S.D. Huesca

Cuco Ziganda respiró con tranquilidad en el momento en que el colegiado decretó el fin del partido en Alcorcón. La Sociedad Deportiva Huesca venció su primer partido tras un inicio con muchas dudas y la única certeza de que la temporada iba a ser muy dura. Pero el míster, Cuco Ziganda, logró armar un bloque competitivo que sacó partido a sus aciertos y a los errores del rival. Así se llevaron el triunfo por 0-2 en Santo Domingo y salvaron la primera prueba de fuego.

El cuadro altoaragonés sacó su mejor versión en las dos porterías, y tras una semana de trabajo buscando romper la mala racha, Ziganda se mostró satisfecho. “No habíamos sido capaces de sacar todavía los tres puntos y veníamos con muchas urgencias, con ganas de hacer un partido redondo”, valoró desde la sala de prensa. El míster vio el equipo “sólido” que debe ser, bastante fiable en las áreas. “En la nuestra hemos concedido poco y en la contraría hemos sido certeros. Es una victoria que nos va a venir muy bien”, afirmó.

Solo hubo un cambio en el once respecto al empate de la pasada jornada. El técnico sabía qué le faltaba al equipo. Todos los partidos son “muy igualados” en Segunda y se perdieron puntos en detalles “como un palo o larguero, errores en marca…”. Eso decide, pero ahí el Huesca presentó su partido “más completo” hasta la fecha. “Hemos concedido muy poco y no nos equivocamos prácticamente en nada. En la primera oportunidad se ha marcado, nos ha dado confianza y hemos sido capaces de ampliar. A partir de ahí el partido ha sido serio y hemos dado una imagen del equipo que queremos y podemos ser”, ha asegurado.

Después de la primera victoria, el entrenador destacó “la personalidad del Huesca y la concentración del equipo durante todo el partido”. Dio la sensación de que no se bajaron los brazos “en ningún momento”, y eso fue decisivo en el desarrollo del encuentro. “La semana pasada, se desarrolló muy mal el inicio de partido. Aun así nos mantuvimos firmes y aquel gol de Sielva fue muy importante para poder sacar los tres puntos de hoy”, aseguró Ziganda.

TODOS SON IMPORTANTES

Sobre los jugadores que tienen menos minutos, Ziganda trasladó que no sobra nadie en esta plantilla. “No todo el mundo puede participar, pero necesitamos que cada uno de los jugadores esté disponible. En eso se basa una plantilla. Gente que mantiene el ánimo, que entrena, que da energía y espíritu en el día a día. Sin eso es imposible ir a Santo Domingo y hacer un partido tan serio”, señaló. Un ejemplo está en Bolivar, que debe “ir conociendo” al grupo. “Necesita minutos como muchos de los jugadores que han llegado nuevos, pero no hay para todos”, declaró el míster antes de insistir en que la temporada “es muy larga”.

Por otro lado, el equipo está destacando en asignaturas pendientes de la temporada pasada: ganando fuera de casa y haciendo goles en la estrategia a balón parado. Es fútbol, “nadie tiene una clave mágica que te dice por qué suceden estas cosas”. Ahora se trata de “dar la vuelta la semana que viene al tema de los partidos en casa y sacar los tres puntos”. “Nos tiene que favorecer jugar en El Alcoraz”, sentenció sobre esta cuestión.

Por último, Ziganda ha ensalzado el comportamiento de sus jugadores durante el inicio de campaña: “Parece que me repito y que es un mensaje superficial, pero el grupo es una piña. Es gente que se lleva bien, con muy buen espíritu y energía; son jóvenes y pese a los resultados es una plantilla que no se cae”, describió. A la plantilla “le duele la situación, el no sacar resultados, que no se refleje el trabajo”. “Es un grupo sano y que no se desquebraja. El día a día es fácil, pero necesitábamos ganar. La unión es el primer paso para no rendirte o para venir en estas circunstancias y hacer un buen papel”, resumió el míster.