Samuel Obeng continuará cedido otro año más en la S.D. Huesca

El delantero ghanés marcó cinco goles en las 17 jornadas que disputó con la S.D. Huesca. Fotografía: S.D. Huesca.
photo_camera El delantero ghanés marcó cinco goles en las 17 jornadas que disputó con la S.D. Huesca. Fotografía: S.D. Huesca.

En la mañana de este jueves, la S.D. Huesca ha publicado que Samuel Obeng vestirá la camiseta azulgrana por una temporada más. El ghanés ha ampliado su cesión en la S.D. Huesca por un año más tras ponerse de acuerdo con su club de procedencia, el Real Oviedo. No podría haber una noticia mejor para la afición oscense, que volverá a ver sobre el césped de El Alcoraz al potente delantero de 26 años.

La entidad oscense ha informado mediante su página web que "el préstamo cuenta con opción de compra al finalizar el curso en base a diferentes objetivos", por lo que cabría la posibilidad del fichaje del jugador al final de esta campaña. Por el momento, la S.D. Huesca volverá a disfrutar por segunda vez de Obeng que en los cuatro meses que estuvo en la casa azulgrana anotó cinco goles y marcó la diferencia en los 17 partidos que disputó.

Cabe destacar que el propio delantero ha caído de pie en El Alcoraz, pues en su debut como efectivo oscense, ante el Mirandés, el punta marcó su primer gol de chilena que dio tres puntos a la S.D. Huesca. Un estreno idílico que le permitió marcar cuatro tantos más en los 1.261 minutos totales que jugó a las órdenes de Ziganda. Esas dianas fueron ante el Ibiza, Real Zaragoza, Tenerife y Lugo, que recordarán al ghanés por su velocidad, habilidad, capacidad de desmarque y olfato goleador que demostró en estos choques.

En la actualidad vuelve a ponerse a las órdenes de Cuco Ziganda, con el que ya coincidió previamente en el Real Oviedo. De hecho, ha sido de la mano del actual técnico de la S.D. Huesca cuando Obeng ha logrado sus mejores estadísticas. Especialmente en la temporada 21/22, cuando logró ocho tantos en 34 partidos.

Lo único seguro es que la S.D. Huesca necesita gol y Obeng ya ha demostrado que tiene las características necesarias para despuntar y marcar la diferencia. Esta segunda cesión podría significar más confianza para el ghanés y mayor química con sus compañeros de equipo, que se puede traducir en goles, asistencias y buen juego.